Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
548
618
87
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
AG2019
Asamblea General
Boletin
Campaña
colaboracion
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Miembros
Open Call
Políticas públicas
Políticas Públicas
Punto de vista
recursos
Recursos
UniverSSE2017
Economía solidaria en todas partes: los desafíos de la nueva década

Para este primero boletin del año 2020, los miembros del Comité de Coordinación de RIPESS Europa os desean todo lo mejor para vuestras iniciativas de difusión de la solidaridad en un contexto que requiere de cada uno de nosotrxs mucha pugnacidad y sabiduría para resistir a las tendencias destructivas de un mundo en plena agitación.

¿Qué desear al comienzo de una nueva década? El abandono de las armas nucleares, el fin del escepticismo en relación àl cambio climático y la puesta en marcha de medidas reales y eficaces para invertir la tendencia actual de deterioro de las condiciones de vida de todas las especies, incluida la nuestra, la toma de conciencia de la obscenidad de las fortunas acumiladas por los plutócratas frente a los espantosos niveles de miseria de todos los países que sufren la depredación y la devaluación de sus riquezas, el cambio cultural que rompe fronteras y muros para hacer posible la instauración de la igualdad y la fraternidad entre los pueblos. Todos estos son deseos piadosos, pero no se puede evitar expresarlos en el amanecer de un nuevo año.

Mientras tanto, RIPESS Europa continúa su defensa pacífica de un mundo en el que estos deseos se conviertan en la norma mundial.

El Comité Coordinador volvió a trabajar durante una reunión dedicada al desarrollo de la estrategia para el año en curso y para los años siguientes. Tuvo lugar en Elne, donde nos reunimos cada año en enero por invitación de Eric Lavilunnière, cuyo conocimiento de esta región de Francia nos permite conocer a algunas de las figuras del desarrollo local.

Entre los proyectos de la red, el FSMET representa uno de los temas más destacados de este nuevo año. Tendrá lugar del 25 al 28 de junio de 2020 en Barcelona. Todos nuestros miembros están invitados a promover este Foro durante sus eventos. Su principal objetivo es fomentar el encuentro, el diálogo y la elaboración de estrategias comunes entre los movimientos que están construyendo aquí y ahora las economías para luchar contra la actual decadencia y proponer soluciones para el futuro.

En Occitania, el Foro Regional se había dado esta misión. La edición de 2019 acogió a más de 1500 personas. Este punto culminante de información y de movilización permite a MES Occitania considerar la organización de un autobús en junio para transportar a los actores de la ESS en la región.

El sitio ya está listo para registrar propuestas de talleres y eventos.

En Italia, los días 18 y 19 de enero se constituyó oficialmente en Roma la red italiana de ESS RIES, después de una larga maduración. Una noticia alegre. Todos nuestros mejores deseos a esta red con la que ya nos estamos comunicando gracias a los miembros italianos que ya participan en RIPESS EU.

En Madrid se celebró la cumbre internacional sobre el clima, mientras que movimientos sociales como Extinction Rebellion (entre otros) organizaron una animación off. Jason Nardi participó en una mesa redonda sobre la economía circular, asi como miembros o aliadxs de RIPESS en varios talleres.

Europa está finalizando el Green deal y el Intergrupo de Economía Social para el Parlamento Europeo también manifiesta su intención de promover una economía que respete el Planeta.

Seamos optimistas y esperemos que este nuevo año sea un verdadero punto de inflexión en la conciencia de la urgencia ecológica, social y democrática. Economía solidaria en todas partes!

Por Josette Combes

Con la ESS, marchar para el clima

Este mes de septiembre se está caracterizando por las protestas climáticas en todo el mundo, en particular las que vieron la movilización de jóvenes que, con razón, están preocupados por el deterioro de las condiciones de vida en el planeta. Para nosotros, uno de los ejes fundamentales de la economía solidaria es la vigilancia ecológica, que cuestiona el sentido de la producción y el consumo en relación con la estrecha relación que debe buscarse entre estos dos polos. Es la raíz de la agroecología, que trabaja por la calidad de los alimentos, la preservación de la tierra y la de sus habitantes. Pero en todas las áreas de la actividad humana, es urgente repensar los objetivos y los medios que la sustentan, y ser creativos y proactivos en la búsqueda de soluciones.

Como ya hemos anunciado, el objetivo central del Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras (FSMET) es precisamente organizar la convergencia de las organizaciones que se han fijado el objetivo esencial de resistir los efectos nocivos de un sistema político y económico globalizado que amenaza los equilibrios vitales del planeta. El proceso iniciado por la primera reunión preparatoria en abril de 2019 está en curso y debería reflejarse en cada país. Es el caso de Francia, por ejemplo, con el Foro Regional de la Economía Social y Solidaria. Siéntase libre de compartir sus propias iniciativas con nosotros. Ya tenemois las fechas del FSMET que tendrá lugar del 25 al 28 de junio en Barcelona. Movilicémonos para que una conciencia fundamental genere propuestas que transformen significativamente el imaginario y pongan en marcha una economía al servicio de las personas y respetuosa con el planeta. Comunicaremos regularmente sobre el proceso invitándole regularmente a participar en los diferentes pasos.

La Asamblea General de Lyon ha permitido que nuevos miembros se unan a nosotros y esto es positivo porque las emergencias sociales y climáticas se están acumulando y exigen más que nunca que ampliemos el círculo de personas de buena voluntad.

Como conclusión de este breve editorial, cabe señalar que en octubre se iniciarán dos marchas por la Paz, una de Jay Jagat de Nueva Delhi en octubre y la otra “La caravane pour que vive la terre” de Senegal en enero. Se reunirán en Ginebra el 25 de septiembre de 2020.

Recursos de septiembre 2019 (en colaboración con socioeco.org)
septiembre 19, 2019
0

Los efectos potencialmente desastrosos del calentamiento global nos obligan a cada uno de nosotros a hacernos preguntas sobre los impactos de nuestra forma de vida y el modelo económico que queremos ver implementado. ¿Qué documentos se pueden encontrar en la palabra clave “calentamiento climætico” en socioeco.org? Como verán, la alerta se dio hace mucho tiempo.

¿Cuál es el papel de la ESS en la transición ecológica?

Pour une transition sociale-écologique. Quelle solidarité face aux défis environnementaux ? Eloi Laurent, Philippe Pochet, Editions Les Petits Matins, Paris, France, novembre 2015

Petit Traité de résilience locale, Hugo Carton, Pablo Servigne, Agnès Sinaï, Raphaël Stevens, Editions Charles Léopold Mayer (ECLM), Paris, France, septembre 2015

Commerce équitable et justice climatique. Les Carnets de la Plateforme pour le Commerce equitable, avril 2010

La grande transition : maintenir le cap sur le changement social, économique et écologique en périodes de turbulence, Michael Lewis, Patrick Conaty, octobre 2009

The Great Transition: Navigating Social, Economic, Ecological Change in Turbulent Times, Michael Lewis, Patrick Conaty, October 2009

Europe in transition. Local communities leading the way to a low-carbon society. Eamon O’Hara, June 2013

Sharing for Survival. Restoring the Climate, the Commons and Society, Brian Davey, FEASTA, Ireland, April 2012

The Transition Companion Making Your Community More Resilient in Uncertain Times, Rob Hopkins, October 2011

Prácticas agrícolas, alimentación y cambio climático

Les petits agriculteurs et l’agriculture à petite échelle refroidissent la planète, 2009, La Via Campesina

Video : L’agriculture biologique au Burkina Faso – La meilleure réponse aux effets du changement climatique, Anne Schiltz, December 2013

Alimentos y cambio climático: el eslabón olvidado, septiembre 2011, GRAIN

Cocinando el Planeta : Hechos, cifras y propuestas sobre cambio climatico y sistema alimentario global, Virginia Martínez, Ferrán García Edicion, octubre 2009 GRAIN

Eat the Sky: The Climate Crisis at the End of Your Fork., Anna Lappé, October 2008, NEI

Fifty Million Farmers, Twenty-Sixth Annual E. F. Schumacher Lectures October 2006, Richard Heinberg, 2006

Economías transformadoras para combatir el calentamiento global

GUÍA La Nueva Economía como herramienta frente al cambio climático en las ciudades Diego Isabel La Moneda, Daniel Toro González, julio 2018

La importancia de las políticas públicas

La contratacion publica sostenible, clave para alcanzar los compromisos del acuerdo de Paris, Articulo de ICLEI, 02/09/2016, septiembre 2016

Posicionamientos

Posicionamiento político de organizaciones sociales de América Latina y el Caribe hacia la COP 21, diciembre 2015

La CLOC/Vía Campesina ante Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, marzo 2011

La Agricultura Apoyada por la Comunidad y el cambio climático
septiembre 19, 2019
0

¿Cómo contribuye la Economía Social y Solidaria (ESS) a la lucha contra el cambio climático? Judith Hitchman, Presidenta de Urgenci, explica el papel de la Agricultura Apoyada por la Comunidad y sus beneficios para mitigar nuestro impacto en el clima.

Escrito por Judith Hitchman, Presidenta de Urgenci

El cambio climático, o crisis climática, como ahora se le llama más correctamente, es el elefante en la habitación. Todo el mundo sabe que está ahí, y está actuando como si fuera invisible. Sin embargo, es la amenaza más mortal para la humanidad y la vida en la tierra. Este mes de septiembre se celebrarán varios eventos mundiales clave, desde la Cumbre sobre la Acción Climática hasta la Huelga Mundial por el Clima del 20 al 27 de septiembre.

Lamentablemente, cuando se trabaja a fondo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a nivel de las Naciones Unidas, una se da cuenta rápidamente de que están construidos sobre un modelo de crecimiento inherente que continúa explotando más reservas planetarias y combustibles fósiles de los que nuestro planeta o el clima pueden soportar. Y que los indicadores que existen no pueden ser cambiados. Pero eso no debe impedirnos actuar sobre el terreno, así lo espero.

Sin embargo, aunque probablemente hayamos llegado al punto de inflexión en el que el daño a nuestro clima se ha vuelto irreversible, todavía podemos hacer mucho para mitigar los impactos. Y, de hecho, debemos abordar las cuestiones con la mayor urgencia posible, con marcos jurídicos a nivel estatal y de las autoridades locales. Poner la responsabilidad en los consumidores individuales no es más que un parche sobre la hemorragia de un cambio climático desbocado.

Por lo tanto, veamos algunos de los aspectos en los que podría ser posible hacer pequeños pero significativos impactos para mitigar los problemas candentes. Y están ardiendo ahora mismo, desde el Amazonas hasta el Ártico….

Los beneficios de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA)

La agricultura campesina, la agricultura familiar a pequeña escala, la pesca artesanal y la práctica indígena se combinan en la agroecología para proporcionarnos una ciencia, una práctica y un movimiento social que incluye la economía solidaria. Esto ha sido reconocido por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en los 10 Elementos de la Agroecología. Y las cadenas alimentarias cortas/directas, especialmente la agricultura apoyada por la comunidad, pueden ocupar un lugar destacado en la lista de vínculos entre los productores y los consumidores para construir sistemas alimentarios territoriales sostenibles. El modelo de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA) funciona sobre la base de un tándem de relaciones directas de solidaridad locales entre productores y consumidores, y tiene el concepto de riesgos y beneficios compartidos en el centro del concepto.

¿Cómo beneficia la CSA al clima? En primer lugar, la práctica agroecológica implica no utilizar elementos químicos o plásticos (en algunos casos esto puede implicar un período de transición). Utiliza técnicas como el acolchado y los cultivos de cobertura, así como el uso de estiércol a la antigua usanza como fertilizante. Y es posible luchar contra los insectos y las plagas a través de cultivos complementarios o de insecticidas naturales producidos en la granja. Por lo tanto, no se utilizan combustibles fósiles ni se recurre a la externalización. También hay varias maneras de minimizar el impacto en el suelo, como el método “sin labranza” (no-till) o el uso de caballos de tiro para arar los campos. Una vez más, no se recurre a combustibles fósiles. En el caso de la cosecha, también se hace mucho manualmente, como en el caso de Rupert Dunn, un maravilloso campesino panadero que cultiva sus propios granos tradicionales en Gales y cosecha los campos con una guadaña. En la mayoría de los CSAs, también hay días en que los miembros de CSA vienen a ayudar en la granja. Mis nietos pronto aprendieron que recoger patatas en su CSA era un trabajo duro y agotador. Ahora tienen una nueva apreciación del trabajo que se realiza en el cultivo de la papa!

A medida que el clima se vuelve cada vez más inestable, es esencial utilizar semillas campesinas locales que puedan adaptarse progresivamente a estos cambios. Tienen muchas más posibilidades de resistir, en comparación con las semillas híbridas o incluso modificadas por el método de modificación genética GM-CRISPR vendidas por las grandes empresas de semillas. También tienen un valor nutricional mucho mayor, tanto intrínsecamente como porque el suelo es sano y vive en un suelo con un rico microbioma. Lo que conduce a un microbioma humano sano y a personas más sanas y felices!

En términos de nutrición, el cambio climático está destinado a reducir el valor nutricional de los alimentos de una manera seria. El enfoque agroecológico y el traslado rápido de la comida a la mesa permiten optimizar el valor nutritivo. Muchos vegetales pierden el 30% de su valor nutricional y vitaminas, en particular después de los primeros 3 días. Se ha comprobado que los elementos químicos (pesticidas y fertilizantes) causan más de un 20% más de cáncer que una dieta de alimentos orgánicos/agroecológicos. Así que imagínese si su ensalada se cultiva en el sur de España, en una granja que utiliza elementos químicos, y ha viajado durante varios días para llegar a su supermercado….

El impacto de nuestro modelo actual

La tendencia global es también el control de toda la cadena alimentaria por parte de las empresas industriales de alimentos (los mismos grupos que poseen las semillas, los elementos químicos, y las granjas también poseen las empresas de procesamiento de alimentos y las cadenas de supermercados….). Lamentablemente, los alimentos procesados “baratos” y las comidas preparadas con un alto contenido de grasas y azúcar son ampliamente comprados por muchos consumidores. En muchos casos, la gente ha olvidado cómo cocinar, si es que alguna vez supieron hacerlo, lo cual es la norma para muchas de las generaciones más jóvenes.

Esto representa un peligro cuádruple: la destrucción del medio ambiente y el cambio climático a través de la agricultura industrial; el mito de los alimentos “baratos” basados en la explotación de la mano de obra y la falta de contenido nutricional real en los alimentos (las calorías frente a la nutrición es un grave problema mundial); el uso excesivo de combustibles fósiles en el procesamiento, el transporte y el embalaje excesivo. Y, por último, el costo de la atención médica excesiva relacionada con la obesidad y las enfermedades no transmisibles debido a la ingesta de una dieta poco saludable.

Este artículo no estaría completo sin una mención al cambio climático y a la gestión de nuestros ríos y océanos. El exceso de elementos químicos en las grandes granjas industriales convencionales y la liberación de lodos ha creado una situación muy tóxica para muchos de nuestros ríos a través del derrame, primero hacia los arroyos y ríos y luego hacia los océanos. Y esto a su vez contribuye a la acidificación de nuestros océanos. Y así como las granjas industriales a gran escala están produciendo carne y vegetales de mala calidad, la pesca industrial está destruyendo los océanos. Los pescadores artesanales pueden proporcionar pescado fresco a las comunidades locales y hay un número creciente de pesquerías apoyadas por la comunidad que funcionan de la misma manera que la agricultura apoyada por la comunidad. Urgenci trabaja actualmente en el desarrollo de esta actividad.

En términos de sistemas alimentarios territoriales sostenibles, y CSA en particular, también existe una baja huella de carbono en la entrega de las granjas a los consumidores. Los puntos de entrega se encuentran a menudo en las escuelas o en una cafetería del vecindario, por lo que los padres pueden acceder fácilmente a estos puntos sin tener que usar su coche más de lo que ya lo estarían usando. También es muy común que varios productores entreguen en el mismo punto, lo que permite a los consumidores hacer una “ventanilla única” como en el supermercado. ¡Excepto que es mucho más amistoso!

La importancia de las tierras comunitarias

También hay un cambio hacia la remuneración y la relocalización de la contratación pública: el paso a la producción local de alimentos y la preparación para las comidas escolares y la contratación pública ecológica es una fuerte tendencia emergente en muchas ciudades. Incluso puede involucrar a Fideicomisos Comunitarios de Tierras, o utilizar Tierras Municipales locales para cultivar los alimentos. La cuestión de la tierra es, en efecto, una de las cuestiones clave en la construcción de sistemas alimentarios territoriales sostenibles y de vínculos rurales urbanos garantizados. Es necesario preservar los cinturones verdes para garantizar la continuidad de la producción de alimentos y facilitar el acceso a la tierra a los jóvenes productores.

Los Fideicomisos Comunitarios de Tierras son una de las formas clave de hacerlo, así como las incubadoras y las escuelas de capacitación agroecológica de agricultor a agricultor. Las autoridades locales tienen un papel vital que desempeñar para facilitar estos aspectos. Existe una buena política en términos de las Directrices voluntarias de la FAO sobre gobernanza y tenencia de la tierra, los bosques y la pesca, así como de las Directrices voluntarias para la pesca sostenible en pequeña escala. Asimismo, hay un número creciente de cooperativas dirigidas por agricultores y consumidores, y muchas manifestaciones diferentes de un movimiento creciente para relocalizar nuestros sistemas alimentarios y luchar contra el cambio climático. Este cambio está claramente alineado con muchos valores de la economía solidaria, generalmente implica una gobernanza participativa, y tiene la creciente implicación de las Autoridades Locales a diferentes niveles. Existen diferentes mecanismos para garantizar la asequibilidad de las personas socialmente excluidas.

El compromiso con la CSA implica aprender a usar lo que hay en tu parte semanal y a cocinar de una manera algo diferente que si haces una lista de compras y vas al supermercado, pero es una aventura colectiva y, en general, una vuelta a la forma en que nuestros abuelos comían y cocinaban. La agricultura y la pesca apoyadas por la comunidad son, con diferencia, el modelo más comprometido, y la lucha por reapropiarse de nuestro sistema alimentario a través de la soberanía alimentaria y el derecho a la alimentación es fundamental. Los derechos humanos son indivisibles. Los derechos de la Madre Tierra y el derecho a una alimentación sana y nutritiva están estrechamente vinculados y son el núcleo de nuestra lucha para detener el cambio climático galopante.

Alternatiba 2018: somos la última generación que pueda salvar el planeta

Por Jason Nardi

Bajo la lluvia, la ciudad de Bayona (en el País Vasco francés) es, sin embargo, hermosa y llena de vida: el domingo 7 de octubre la “Aldea de las Alternativas” estaba por todo el casco antiguo, con cientos de personas en las calles y plazas dedicadas a muchas de las prácticas “alternativas” existentes -la mayoría de ellas, si no todas, se pueden llamar de la economía social solidaria- que hoy en día no sólo son posibles, sino que también son realizadas y utilizadas por un número cada vez mayor de personas. Soluciones de energía renovable colectiva, movilidad compartida (el símbolo de Alternatiba es una bicicleta tándem – y el recorrido en bicicleta que involucró a miles de personas en toda Francia, Suiza y Bélgica fue un éxito, llegando a Bayona el día 6), producción agroecológica de alimentos y distribución colaborativa, la moneda social de Eusko (con su versión papel y electrónica) y la banca ética, pero también la vivienda comunitaria y cooperativa, una fuerte presencia ecofeminista (en las calles y en los debates) y una atención especial a la crisis migratoria, que trae consigo la actual economía  dominante del “crecimiento” y el cambio climático que genera.

Este último fue el tema principal de este Festival, iniciado hace 5 años en Bayona por el grupo de ciudadanos Bizi, lleno de gente “normal”, jóvenes, familias y, por supuesto, activistas, que debatieron junto con un rico programa (https://alternatiba.eu/2018/10/programme-du-weekend-d-arrivee-du-tour-alternatiba/), así como eventos culturales y artísticos. Si bien la urgencia de un cambio radical y sistémico fue claramente percibida por todos lxs participantes, la atmósfera de convivencia y de fiesta dio mucha esperanza y energía renovada. Salvar el Planeta ya no es una opción – ahora es el momento de comprometerse: “cambiar el sistema, no el clima”.

Extracto del artículo Climat : 15 000 personnes à Bayonne pour la sortie du rapport 1,5 °C du GIEC

Más de 15.000 personas se juntaron en Bayona este fin de semana para una gran campaña climática. Los dos días marcados por la llegada del Tour Alternatiba, un gigantesco pueblo de alternativas, conferencias y un ambiente de emulación popular terminaron con un manifiesto para iniciar la inmediata metamorfosis de los territorios. Entre ellos, cerca de 200 personalidades, científicos, dirigentes políticos y asociativos, artistas y ex ministros. En un dúplex de Corea del Sur, Valérie Masson-Delmotte, miembro del comité científico del IPCC, dio al público reunido en Bayona la noticia de la adopción del informe 1,5°C y alentó la continuación de acciones ciudadanas como el Tour Alternatiba.

En vísperas de la publicación del informe del IPCC de 1,5°C, Bayona transmitió un mensaje contundente. El manifiesto final, leído por Gaby, una joven estudiante de bachillerato de Poitiers y Moriba, un joven guineano salvado de ahogarse por un bote de rescate marítimo mientras cruzaba el Mediterráneo, ambos de dieciséis años de edad, lanzó un vibrante llamamiento a la metamorfosis inmediata de nuestros territorios.

Con casi 50 conferencias (a las que asistieron 6.263 personas) sobre temas tan fundamentales como la evaluación de la transición climática y energética del actual gobierno, los obstáculos a la transición, la deslocalización económica, la financiación de la transición, el transporte, las energías renovables, la solidaridad y la justicia climática, este fin de semana también contribuyó a los debates en curso. Alternativas concretas como el proveedor de electricidad 100% renovable Enercoop o el eusko, que ya es la primera moneda local de Europa en términos de volumen de moneda en circulación, que superó el millón de euskos ese mismo fin de semana, han demostrado la posibilidad que tienen las alternativas de cambiar de escala.

Esta efervescencia cívica en Bayona refleja lo observado durante los 4 meses del Tour Alternatiba,  donde un total de más de 77.000 personas mostraron su determinación de actuar para marcar la diferencia. Bajo el pretexto de una gran fiesta popular, Alternatiba 2018 ha confirmado una vez más que el desafío crucial de la lucha contra el cambio climático no sólo es un desafío vital que decenas de miles de ciudadanxs están dispuestos a asumir, sino también la base de sociedades más sostenibles y deseables.

Texto del Manifiesto (en francés) aquí.

Videos y fotos aquí.

Ir a la barra de herramientas