Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
618
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
AG2019
Asamblea General
Boletin
Campaña
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Miembros
Políticas públicas
Políticas Públicas
recursos
Recursos
UniverSSE2017
UFISC y sus miembros esperan verle en Aviñón en julio de 2019.

Este año, también durante el Festival de Aviñón, la UFISC ofrece varios eventos destacados, encuentros, talleres y sesiones de formación los días 11, 15 y 17 de julio en la sala ISTS, en el marco de la Maison des professionnels du Spectacle Vivant y de la Village des professionnels du OFF, incluyendo un evento especial organizado en colaboración con el Collectif pour une démarche de progrès par les droits culturels y Opale CRDLA-Culture.

Más información

Solidarity Oxford : el mapa de la economía solidaria de la ciudad

Solidarity Oxford es un sitio web y un mapa digital producido como parte del proyecto piloto de Economía Solidaria en Oxford de la Solidarity Economy Association (SEA).

Oxford (Reino Unido) tiene un gran número de organizaciones, proyectos y personas que trabajan para crear una ciudad justa y sostenible. Ya sean tiendas de intercambio, círculos de cuidado infantil, cooperativas de vivienda o granjas comunitarias, tenemos una próspera red de iniciativas que satisfacen las necesidades de nuestras comunidades de una manera que pone a las personas y a nuestro medio ambiente en primer lugar.
En todo el mundo, esta actividad se conoce como economía solidaria. En muchas ciudades y países – de Nueva York a Barcelona, de Malí a Brasil – las iniciativas de economía solidaria juegan un papel fundamental en la vida de las personas.

En Nueva York, un grupo de personas se reunió para crear un mapa de su economía solidaria, y este mapa ayudó a hacer que las comunidades de su ciudad estuvieran más conectadas, a fortalecer sus proyectos e iniciativas, y a que más personas tuvieran acceso a los productos y servicios que necesitan de una manera ética y sostenible.
Analizamos si la creación de un mapa en Oxford es igual de útil para nuestras comunidades.

Una gran parte de la misión de SEA es fortalecer la economía solidaria en el Reino Unido y animar a más personas a aprender y apoyarse mutuamente en su región. Nuestro proyecto piloto Mapeo de la Economía Solidaria en Oxford tiene como objetivo celebrar lo que es importante en las comunidades de nuestra ciudad y mostrar cómo los diferentes proyectos, iniciativas y organizaciones contribuyen a crear un mundo más justo y sostenible.

Juntos, estamos creando una economía alternativa basada en la cooperación y la autodeterminación, que empodera a todxs, independientemente de su raza, orientación sexual, género u origen, y que se preocupa por la salud y el bienestar de las personas y del planeta.

Nuestra visión a largo plazo es también mostrar cómo la economía solidaria que existe en las comunidades, ciudades y regiones del Reino Unido forma parte de un movimiento mucho más amplio de personas en todo el mundo, todxs trabajando para transformar nuestro sistema económico en un sistema que funcione para todxs.
Descargue nuestro informe sobre el proyecto piloto

Más información aquí

Lo que aprendimos de la 10ª Academia de ESS de la OIT

de Elena Tzamouranou, DOCK (Grecia)

Varios miembros de Ripess Europe participaron en la 10ª edición de la Academia de la OIT sobre ESS que se celebró en Turín, Italia, del 3 al 7 de junio de 2019. Ampliamos nuestros conocimientos sobre los marcos de trabajo y discutimos sobre la ESS y el futuro del trabajo junto con más de 100 personas de todo el mundo responsables de la promoción de la ESS, incluidos los responsables de la formulación de políticas, las personas de terreno, los investigadores y los representantes de las organizaciones de trabajadores y de empleadores.

Algunas ideas sobre los temas tratados

El programa, muy bien organizado y diverso, incluyó discusiones sobre políticas en diferentes países y contextos, desafíos y oportunidades, visitas de estudio, pero también sobre cómo la economía social y solidaria se relaciona con temas sociales y ambientales, tales como los cuidados, la economía informal, la economía verde, la economía rural y la igualdad de género.
Los tres temas principales abordados y vinculados a la economía social y solidaria fueron los siguientes
– El futuro del trabajo
– el enfoque de una tecnología basada en el ser humano al mando
– La inclusión social de los grupos vulnerables

Lo que hemos aprendido

A pesar de que cada sesión y discusión incluía información útil y conclusiones, hemos optado por centrarnos en algunos puntos que consideramos fundamentales:

  • Como se desprende de varios casos, deben cumplirse dos condiciones previas para que la ESS sea visible y se desarrolle a nivel nacional: legislación relacionada e instrumentos financieros de apoyo.
  • El desarrollo de la ESS a nivel nacional es significativo pero no suficiente. También requiere la participación de las autoridades locales, ya que muchas ciudades experimentan una transición en su paisaje social y económico. Ejemplos de las diferentes realidades locales son las ciudades de: Milán (Italia), Amsterdam (Países Bajos), Guro (Seúl) y Kef (Túnez)
  • El tema de la definición de la ESS sigue siendo actual y es siempre objeto de un debate creativo! Desde Marcelo Vieta se señalaron cuatro posibilidades para definir la ESS:

  1. Se adapta al sistema capitalista; llena los vacíos debido a la disminución del estado y al aumento de las desigualdades (punto de vista neoliberal).
  2. Reformas o mitigación del sistema capitalista (visión socialdemócrata)
  3. Repensar y reconfigurar la vida socioeconómica (visión revolucionaria)
  4. Actividades y activos comunitarios ya existentes, haciendo crecer la ESS como una pluralidad de la economía en «economías diversas» (ver: Elgue, 2015; J.K. Gibson-Graham, 2005; Miller, 2010; EURICSE; EMES; CIRIEC, etc.).

Para leer nuestro punto de vista sobre Convergencias y Diferencias en Conceptos, Definiciones y Marcos, por favor visite: http://www.ripess.org/wp-content/uploads/2017/08/RIPESS_Vision-Global_EN.pdf

  • La importancia de la educación y la formación en temas relacionados con la ESS y la ESS fue señalada como una necesidad por la mayoría de los participantes en diferentes ocasiones durante la 10ª Academia de la OIT.
  • Otro punto es si el sector privado podría desempeñar un papel positivo en la transformación del modelo socioeconómico. Se presentaron algunos ejemplos de colaboración entre los sectores privado y no privado. ¿Podrían estos ejemplos formar modelos sostenibles o qué tan imperativas son estas colaboraciones?

Conclusión

La ESS no garantiza que todo vaya bien (Jean Fabre)! De hecho, como señalamos en numerosas ocasiones durante la Academia de la OIT, trabajar de manera diferente, tener propiedad compartida y autogestión es un imperativo, pero esto por sí solo no cambia el paradigma socioeconómico. Necesitamos cambiar el enfoque de la empresa a la comunidad y pensar de una manera completamente diferente (como lo señaló Jason Nardi ).
¿Cómo se ve una iniciativa exitosa o una cooperativa? ¿Definimos el éxito por el número de miembros? ¿Definimos el éxito por el beneficio generado el año anterior? La sostenibilidad no sólo consiste en ser rentable hoy en día, sino en ser sostenible en términos económicos, sociales y medioambientales. Tenemos que redefinir el éxito. El éxito puede y debe ser definido por el cambio social, los resultados sociales y el impacto social logrado a través de la actividad económica.
Además, tenemos que concentrarnos en las comunidades: en las necesidades del territorio, en cómo transformar nuestras economías en cada contexto diferente y no en un proyecto que provenga de un modelo de mercado no especificado. Sólo entonces podremos realmente cambiar el paradigma desde un paradigma orientado al mercado y al crecimiento hacia el bienestar de la comunidad y esa es la verdadera transformación que estamos esperando.
La academia de la OIT fue organizada por el Centro Internacional de Formación de la OIT (ITCILO). Socios: el Ministerio italiano de Trabajo y Políticas Sociales y el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, el Instituto Europeo de Investigación sobre Cooperativas y Empresas Sociales (EURICSE), el Centro Internacional de Investigación sobre la Economía Social y Cooperativa (CIRIEC) y la Fundación Italia Sociale.
Para acceder a los materiales de la 10ª edición de la Academia de la OIT sobre la ESS, visite: http://ssecollectivebrain.net/2019/06/07/materials-of-the-10th-ilo-academy-on-sse-turin-presentations-videos-photos-publications-etc/

Conferencia internacional de UNTFSSE sobre el papel de la ESS en la implementación de los ODS
ess_odd

Del 24 al 26 de junio de 2019, RIPESS estuvo en Ginebra (Suiza) para asistir a esta importante conferencia internacional en la que los participantes discutieron los resultados y el papel de la Economía Social y Solidaria (ESS) en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM).

¿Cómo puede contribuir la Economía Social y Solidaria (ESS) a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM)? ¿Pueden los proyectos locales de ESS tener un impacto en el desarrollo global? Las respuestas a estas y muchas otras preguntas fueron discutidas en la Conferencia Internacional. Los miembros de RIPESS presentaron varias ponencias y organizaron la sesión paralela «Construyendo el movimiento de la ESS de lo local a lo global«.

Fue una oportunidad para explicar el modelo de desarrollo alternativo defendido por RIPESS, así como el proceso de convergencia global que se está promoviendo actualmente con el Foro Social Mundial de Economías Transformadoras 2020.
Y luego tuvimos dos presentaciones de los miembros de RIPESS. En primer lugar, Yvon Poirier de RIPESS Norteamérica presentó el estudio de caso «Association for Sarva Seva Farms – ASSEFA-India: 50 años de desarrollo sostenible». Puede consultar el documento completo aquí

A continuación, Denison Jayasooria, Presidente de ASEC – RIPESS Asia, presentó «Community Forestry Projects in Malaysia: People’s Participation in the Implementation of the ISF». El documento completo está disponible aquí

El segundo día comenzó con una presentación de Judith Hitchman, Presidenta de Urgenci, Community Supported Agriculture around the world y miembro de la Junta Directiva de RIPESS, titulada «How Community Supported Agriculture contributes to the realizisation of Solidarity Economy in the SDGs». Mostró las profundas ramificaciones que son posibles en el sector específico de la agricultura apoyado por la comunidad y el MST. El texto completo del artículo se puede encontrar aquí.

En la sesión de clausura, Judith, Denison y Laura Cicciarelli, miembros de RIPESS, destacaron los principales mensajes de los dos últimos días con la OCDE y el Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD).

En general, la evaluación realizada en la sesión de clausura fue que, a lo largo de los dos días de la conferencia, la contribución de la ESS al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio se puso de relieve en los estudios de casos presentados.

Para el futuro, se acordó que la UNTFSSE, a la que RIPESS contribuye activamente, debería transmitir mensajes desde el terreno y prepararse para trabajar en una resolución de la ONU sobre #ESS.

Puede encontrar los vídeos de las diversas sesiones #SSE4SDGS en la página de Facebook del Instituto de Investigación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social (UNRISD).

DOCK (Grecia) junto con otras 16 entidades de la ESS como centros oficiales de apoyo a la ESS

Desde abril de 2019, el DOCK, junto con otras 16 entidades de la ESS en Grecia, están funcionando como centros oficiales de apoyo a la ESS, una acción financiada por el gobierno griego y la UE.

El objetivo principal de esta acción es proporcionar servicios gratuitos a las personas o entidades que deseen desarrollar una actividad económica en el campo de la ESS, ya sea a través de información general y documentación introductoria a lxs interesadxs o a través del apoyo y asesoramiento personalizado a las organizaciones que ya están económicamente activas en la ESS.

Después de haber apoyado ya a diez de estas iniciativas y grupos de personas en la fase de la idea inicial, el objetivo durante la implementación de esta acción es contribuir a hacer más visible la ESS mediante el fortalecimiento y la mejora de las prácticas de la ESS y de lxs actorxs que la sustentan.

Elecciones europeas: La visión de Europa, a través del comercio justo y la ESS
junio 19, 2019
0

El 10 de mayo de 2019, en colaboración con Bostani (una comunidad de productores-consumidores que funciona en el ámbito de la producción y el consumo sostenible y responsable) y en el marco de nuestra participación en las elecciones europeas » Fair Times Campaign «, el miembro griego de RIPESS Europe DOCK organizó el evento » Trade Fair, Live Fair » en Atenas, un debate público sobre la visión de Europa, la justicia económica y la sostenibilidad medioambiental.

Las ponentes invitadas, Francesca Guibilo de la WFTO (Organización Mundial del Comercio Justo) y Marketa Vinkelhoferova de Fair&Bio coop / Ripess EU (República Checa) ofrecieron su opinión a través de su importante experiencia en estos campos. Francesca presentó la historia del Comercio Justo e informó sobre la estrategia de la WFTO en la construcción de alianzas y redes en Europa y en el mundo, mientras que Marketa dio algunos ejemplos y prácticas ilustradas en las cuales la conexión entre el Comercio Justo y la ESS está cada vez más presente.

Se centraron en comprender mejor la historia y el progreso del movimiento de Comercio Justo en relación con el desarrollo de redes en diferentes prácticas en todo el mundo, pero también en cómo se están implementando las políticas públicas sobre producción y consumo sostenible en el contexto actual y cómo deberían cambiar en el futuro en Europa.

10a Academia de la OIT: del futuro del trabajo a la transformación de la economía a través de la ESS

Por Nora Inwinkl / Solidarius Italia

Del 3 al 7 de junio se celebró en Turín la 10ª edición de la Academia de Economía Social y Solidaria de la Organización Internacional del Trabajo. Fue coorganizada por la Organización Internacional del Trabajo, que este año celebra su primer siglo de existencia. Mirando al futuro del trabajo, fue una oportunidad para que las personas interesadas o ya comprometidas en la promoción de la ESS en todo el mundo, incluidos lxs responsables de la formulación de políticas, las personas de terreno, los investigadores, los representantes de los trabajadores y las organizaciones de empleadores, intercambiaran opiniones sobre la necesidad de incidir en la economía a través de la ESS desde una perspectiva sostenible. Participaron más de 100 personas de todo el mundo (excepto Oceanía), con sus diferentes conocimientos, tradiciones, culturas, marcos y necesidades. Gracias a un acuerdo con los organizadores, cuatro miembros de la red RIPESS Europa de Portugal, Grecia e Italia pudieron asistir, así como Beatrice Alain (Chantier de l’Economie sociale, Quebec) y Jason Nardi (coordinador de RIPESS), entre los oradores invitados.

El núcleo de la Academia reflejaba nuestra situación laboral y de mercado, centrándose en los retos a los que nos enfrentamos en varios campos: economía, tecnología, medio ambiente, cambio climático, democracia, participación y otros. A pesar de la diversidad de los participantes, tanto en términos de origen como de orientación profesional, todos coincidieron en un punto específico y esencial: el sistema en el que vivimos no es sostenible en absoluto y las soluciones promovidas por los distintos gobiernos y los principales actores no son relevantes. Por esta razón, la Academia planteó varios temas importantes que comprenden diferentes formas de empresas y/u organizaciones de la ESS (SSEEOs – Social and Solidarity Economy Enterprises and Organisations), el marco legal existente o que podría ser promovido en los diferentes países tanto a nivel local como nacional, los mecanismos y herramientas financieras, y muchos otros.

El informe titulado «Trabajar para un futuro mejor», elaborado por la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo, sirvió para ilustrar el modelo de trabajo preconizado. Se trata de una «agenda centrada en el ser humano para el futuro del trabajo que refuerza el contrato social al situar a las personas y el trabajo que realizan en el centro de la política económica y social y de las prácticas empresariales».

Es importante pasar de la escala local y, en particular, de la experiencia y las prácticas locales, destacando las especificidades de cada territorio. Durante estos cinco días, muchos profesionales presentaron sus iniciativas y sus experiencias, compartiendo conocimientos y diferentes formas de innovación y recibiendo varios comentarios y sugerencias. Diferentes experiencias desarrolladas en diferentes territorios, pero todas guiadas desde valores y principios similares, los del paradigma de la ESS, potenciados en contraste con el neoliberal.

La importancia de las «prácticas» ha sido destacada junto con los campos de estudio, organizados durante la segunda jornada en las ciudades de Turín, Ivrea y Cuneo. Dio la oportunidad a los participantes de descubrir la implementación de la ESS a través de experiencias virtuosas.

Todavía queda mucho camino por recorrer y probablemente una de las cosas que hay que mejorar es la construcción de un vocabulario común y un marco común para implementar y desarrollar la ESS de manera transversal y transectorial. Es importante trabajar en ambas direcciones: de abajo hacia arriba, implementando y apoyando las iniciativas locales, y de arriba hacia abajo, trabajando con las autoridades locales y nacionales en la promoción de las leyes y políticas de ESS. Por lo tanto, como dijo un participante durante la sesión plenaria de clausura, necesitamos trabajar sobre la «ESS en todas las políticas».

Hacia un nuevo sistema económico, RIPESS Europa en la 7ª Conferencia Internacional de CIRIEC

La conferencia de este año del CIRIEC tuvo lugar en Bucarest, Rumania, del 6 al 9 de junio de 2019 con un título ambicioso: «Avanzar hacia un nuevo sistema económico». CIRIEC (Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa) es una red de organizaciones científicas y de investigación internacional, creada en 1947.

Dražen Šimleša, nuestro coordinador, representó a RIPESS Europa en varias sesiones así como en la Comisión Científica Internacional «Economía Social y Cooperativa» del CIRIEC y participó en la reunión que tuvo lugar antes de la apertura oficial de la conferencia.

Fue una ocasión especial ya que, por primera vez, la conferencia se organizó en Europa Central y Oriental, una región del continente que tiene sus propios retos históricos y oportunidades para la ESS, dado que la Economía Social y Solidaria aporta un nuevo paradigma de gobernanza basado en la democracia y la participación.

Se discutió sobre el papel de la ESS y los desafíos globales actuales,
con una «visión transformadora», centrada en temas como empresas de propiedad de los trabajadores y el futuro del trabajo decente, proporcionando sostenibilidad, soberanía y acceso en la alimentación, gobernanza de la ESS, redes, visibilidad y políticas. Por lo tanto, un buen lugar para que RIPESS estuviera entre otros 250 participantes de todo el mundo.

Esperemos que esto acercará a las personas de terreno y a los activistas de los movimientos sociales de ESS con un sector científico que puede apoyarnos en sus investigaciones y análisis.

Véase el programa y algunas de las ponencias aquí.

La moneda ciudadana local como contrato económico de vecindad

por Jean Rossiaud & Antonin Calderon (Monnaie Léman / APRES-GE)

En este cuarto capítulo de la serie que comenzamos en octubre, sobre el tema de las «monedas locales», después de una visión general de las ventajas y desafíos de las monedas locales a través del ejemplo del Lemán (octubre de 2018), vías de colaboración y sinergias entre las monedas locales y la agricultura contractual local (ACP) (diciembre de 2018), y el interés de las monedas locales como herramientas para el desarrollo de las cadenas económicos agrícolas (febrero de 2019), proponemos ahora que ya no se parta de sectores, sino de territorios (barrios, pueblos, etc.) para construir circuitos cortos y para que seamos parte en forma colectiva de la transición.

La crisis climática nos devuelve al sentido común, al hacernos conscientes de que es ecológica, económica y socialmente absurdo consumir en Ginebra o en París, tomates cosechados en Holanda, enlatados en Rumanía y cuyas latas han sido producidas en el sudeste asiático. La libre circulación de mercancías, en particular en el sector agrícola, ha dado lugar a la especialización económica de regiones enteras y a una mayor dependencia de los traders y grandes distribuidores. La competencia entre todos los territorios del mundo produce una gran vulnerabilidad económica y social en todas partes a nivel local; no es ecológica ni económicamente sostenible. Por eso es impresendible volver a los «circuitos cortos».

Es común llamar «circuitos cortos » a los circuitos de distribución, en su mayoría agrícolas, en los que sólo un intermediario opera entre el productor y el consumidor, ya sea a través de ventas directas (véase nuestro artículo sobre la ACP, diciembre de 2018) o ventas indirectas.

Hoy en día, existe una demanda creciente de dichos «circuitos cortos», porque como consumidores queremos proteger al mismo tiempo nuestra salud y nuestro medio ambiente. Pero históricamente, los circuitos cortos eran la norma, sobre todo fuera de las murallas de la ciudad, como en Ginebra, en la Plaine de Plainpalais (foto), o en París, en los pueblos de horticultura para abastecer los mercados urbanos.

Sin embargo, la idea de «circuitos cortos», en su renacimiento contemporáneo, se refiere a la representación de «Lo pequeño es hermoso» (del economista británico Ernst Friedrich Schumacher) y de la autoorganización territorial, como la imagina Hans Widmer (P.M.), donde los «barrios» son a la vez espacios de vida económicos y sociales «a escala humana» y espacios políticos de gobierno de los comunes.

La moneda local como herramienta para la revolución lenta

En este espíritu, la escala de barrio (o aldea) es la escala más pequeña en la que se opera al mismo tiempo: una convivencia compartida, una diversidad de lugares de actividades, descanso, cultura, encuentros, trabajo, servicios locales de calidad y gobernanza democrática de los comunes.

En este contexto, la moneda local (incluso una moneda de vecindad) funciona como un «carné de identidad» para un proyecto «político» colectivo para la relocalización de la economía, el desarrollo de circuitos cortos y la responsabilidad social y medioambiental de productores, consumidores y distribuidores («cuando pago en moneda local, demuestro que soy uno de lxs que actúan en la transición ecológica, económica y social»). Esta identificación con el mundo de Mañana se hace de manera no conflictiva con el mundo de ayer. Afirmativa más que defensiva, esta postura afirma que «hay soluciones inmediatas y concretas al cambio climático y a las crisis sistémicas; yo estoy haciendo mi parte, en un proyecto colectivo».

Pero la moneda local es mucho más que el carné de identidad de la transición. Establece ipso facto los procesos económicos, comerciales y financieros que inducen una solidaridad mecánica, automática y habitual entre productores, distribuidores y consumidores (que estos se conozcan o se aprecien mutuamente no cambia nada), produciendo una riqueza local colectiva, que no puede escapar del territorio dado, y que no puede ser captada por los mercados financieros externos.

La reconstrucción de las cadenas comerciales del productor al consumidor, como propusimos en un artículo anterior, febrero de 2019, es importante, pero la reconstrucción de la solidaridad económica territorial, basada en los barrios y las aldeas, es quizás aún más importante.

Invertir la lógica de compra, distribución y venta para que el acto económico forme parte de una estrategia colectiva y de mediano plazo es la clave propuesta por la moneda local para reabrir la puerta a la prosperidad territorial. Y esta opción es válida en todos los barrios, en cualquier parte del planeta: todo el mundo tiene un interés directo en fortalecer las interacciones económicas locales, lo que aumentará el volumen de negocios de las empresas y negocios locales, aumentará el empleo y los salarios, generará impuestos que se reinvertirán localmente.

Las monedas locales son, por lo tanto, herramientas ideales para hacer que la economía sea más resiliente en todas partes, gracias a una red estrecha, transparente y diversificada de lxs actores económicxs, a la vez que aumenta el valor añadido social y medioambiental. Al salir de una competencia generalizada, contribuyen a fortalecer la soberanía alimentaria y económica en todas partes, a combatir el desempleo masivo, a reducir las desigualdades territoriales y, por ende, la migración económica. Una solución local y universal, la moneda local aborda en forma suave los desafíos climáticos y socioeconómicos globales.

Del contrato social al contrato económico del barrio

El contrato social, el que desde Rousseau nos permite pensar en nosotros mismos como «comunidades de destino», debe ser reconstruido. Los Estados-nación son territorios demasiado grandes para constituir cuencas de vida, gobernables como comunes territoriales, y demasiado pequeños para enfrentar los desafíos globales, y ahora se trata de articular las escalas de producción y gobernabilidad.

Desde esta perspectiva, el barrio puede ser considerado como el ladrillo básico de la economía global. Pero como no creemos en las virtudes de la autosuficiencia, y como nos reconocemos en la universalidad de la comunidad humana en todo el planeta, estamos comprometidos con la articulación de las cuencas vivas, de lo local a lo global: también en este caso las diferentes monedas, correspondientes a diferentes escalas territoriales, podrían ser una herramienta interesante para esta articulación. El problema que debe resolverse es su interoperabilidad (1).

Volvamos a nuestros barrios. Por lo tanto, creemos que la moneda local es la base de un contrato de vecindad, que tiene como objetivo la soberanía económica y la gestión compartida de la prosperidad producida.

Pero, ¿de qué economía estamos hablando? Una red de productores y consumidores locales, que deciden trabajar juntos, a partir de ahora, a mediano y largo plazo, porque saben que el sistema que gestionan conjuntamente fideliza a sus clientes reduciendo los costes publicitarios, garantiza la sostenibilidad de sus proveedores y la calidad de los bienes y servicios adquiridos, permite una gestión óptima de los flujos y de las existencias y ofrece facilidades financieras (en particular, líneas de crédito operativas a interés 0, si se adopta un sistema de crédito compartido).

Además, ya seamos consumidores, empresas, comercios o autoridades públicas, la moneda local nos obliga a pensar en las implicaciones de nuestras compras diarias para nuestro bienestar mientras vivimos juntos, y es la cultura de la economía y la sostenibilidad la que se está reinventando de la misma manera.

Los actores típos de los sectores económicos del distrito

Sin pretender ser exhaustivos, presentamos a actores típicos que contribuyen a hacer de los barrios lugares de bienestar y de acción ciudadana, y que tienen un interés inmediato y concreto en utilizar la moneda local como catalizador y articulador de sus actividades dentro de su barrio.

Las cooperativas de vivienda son los actores centrales en la circulación de la moneda de un barrio. En un barrio, uno vive allí, trabaja allí o ambas cosas. Si bien es posible pagar los alquileres de las viviendas y oficinas en moneda local (incluso parcialmente), una gran parte de los ingresos de los habitantes se traslada al barrio, especialmente si se les ha pagado en parte en moneda local. Además, las cooperativas pueden desarrollar servicios auxiliares para sus miembros, como compartir el coche.

Los habitantes tienen interés en poder disfrutar de tiendas locales de calidad. Incluso si esto significa compartir ciertos costes y elaborar, con los propietarios, planes de compensación de alquileres para fomentar actividades social o ecológicamente útiles que son menos viables económicamente en el centro de la ciudad.

Una tienda de comestibles o un supermercado participativo permite revisar el concepto de comercio local. Los hogares que son miembros de una cooperativa de alimentos están llamados a contribuir unas horas al mes al funcionamiento de la empresa (caja registradora, estanterías, existencias, entregas, pero también eventos para el barrio, apoyo a las personas mayores o discapacitadas, etc.) a cambio de productos cuyo margen se reduce gracias a la contribución colectiva.

La moneda local puede alentar concretamente a lxs residentes y empresas locales a preferir este método de distribución a la entrega tradicional de productos agroalimentarios. Al mismo tiempo, se celebran contratos entre las agrupaciones de agricultores y las tiendas de comestibles con el fin de poder coordinar los planes de cultivo (producción adaptada y variada) sin «limitar» las opciones de los consumidores. Esta visión está directamente relacionada con la de la agricultura contractual local (ACP, AMAP), con la diferencia de que el contrato se traslada del productor al distribuidor, lo que diluye la limitación de las opciones en la comunidad y no en el individuo.

La posada del barrio tiene la particularidad de ofrecer comidas preparadas por los residentes, coordinadas por un posadero profesional. Cada residente interesado en el concepto se registra para participar en el desarrollo de una comida. Con el número de personas, las contribuciones son muy diferentes, pero todos los días se ofrece una comida de calidad, a un precio muy asequible y con un espíritu amistoso. Un barrio necesita artesanos: carnicero, zapatero, quesero, panadero, etc. En las ciudades modernas, estos artesanos han ido desapareciendo poco a poco a favor de las grandes empresas que ofrecen estos servicios a un menor coste, pero esta situación ha provocado una pérdida de convivencia y de calidad de vida. Es posible ayudar a revitalizar los negocios locales gracias a la moneda local.

Una vez más, el uso de líneas de crédito en moneda local (crédito mútuo) por parte de los artesanos es posible para parte de su salario, el pago de su alquiler y el reembolso de inversiones (instalaciones, máquinas), siempre que los miembros de la comunidad de pago en cuestión lo acepten. De este modo, los artesanos pueden bajar a su límite mínimo en los primeros meses o años de funcionamiento, y luego volver a subir gradualmente, a medida que los ingresos lo permitan.

La misma lógica mutualista puede aplicarse a las bibliotecas de objetos y herramientas o de recursos, que reciclan residuos en compost o en hilo plástico para impresoras 3D, y las fuentes de ingresos para estas nuevas profesiones de recuperación, reparación, reutilización, reinvención y reciclaje (las 5 erres de la ecología industrial y la economía circular) pueden ser muy importantes para los barrios.

En este contexto, las autoridades públicas tienen un claro interés en replantearse sus compras según una lógica de proximidad. Al reforzar la presencia de las empresas en su territorio, obtienen más ingresos fiscales y, al mismo tiempo, cumplen más fácilmente sus misiones de política pública en términos de promoción económica, solidaridad social y lucha contra el calentamiento global (impacto del carbono).

El contrato económico de vecindad sería -en este sentido- el momento en que estos diferentes actores se sientan alrededor de una mesa y calculen juntos los flujos interempresariales que podrían llevarse a cabo en moneda local, y que constituirían el marco básico de esta red económica local, la que da trabajo al mayor número de personas produciendo más riqueza colectiva. Sobre esta base, sería posible incluso imaginar una cooperativa integral (que incluiría la contabilidad de las horas de voluntariado), y que podría generar un ingreso universal… pero esto sería el tema de al menos los dos capítulos siguientes.

(1) Técnicamente, hemos resuelto el problema: nuestra cartera multidivisa, Biletujo (billetera en esperanto), permite la interoperabilidad. Pero, ¿cómo establecer un «tipo de conversión», un tipo de cambio entre las monedas ciudadanas locales, sin caer en el sistema monetario actual, que hace del dinero una mercancía sobre la que siempre es posible especular? Este será el tema de un futuro episodio en la continuación de esta serie.

TAPAS – There are Platforms as AlternativeS

El proyecto TAPAS es un programa de investigación financiado por el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Solidaridad y Salud de Francia, dirigido conjuntamente por el CEPN (Centre d’économie et de gestion de l’Université Paris 13 – UMR CNRS 7234) y la asociación Coop des Communs.

Creada en 2016, La Coop des Communes reúne a profesionales de la ESS, de la ESS, investigadorxs y actores públicos. Su objetivo es contribuir a la construcción de un ecosistema propicio para el surgimiento de comunes. «Aliados, Comunes yESS pueden formar, no soluciones residuales, sino verdaderos pilares del desarrollo sostenible en una visión plural de la economía» (Extracto del Informe de Actividades 2017). La Coop des Communes está organizada en grupos de trabajo, incluyendo las Plataformas en Comunes. Esta última se construyó en torno a plataformas digitales abiertas a las prácticas cooperativas, y con el fin de «asociar a un conjunto de actores, emergentes o existentes, que comparten estos valores, dentro de una comunidad abierta», por una parte, y de «construir una caja de herramientas compartida, con un objetivo operativo y que permita la apropiación de las nuevas oportunidades entre pares que ofrece la tecnología digital» (Extracto del Informe de Actividades de 2017). El objetivo del grupo es crear, dirigir y equipar la comunidad de plataformas estructurada en torno a una carta ética basada en cinco principios: gobernanza inclusiva, reparto equitativo del valor, ética de los datos, producción de comunes y cooperación entre los miembros.

El proyecto se centra en el estudio empírico de nueve plataformas de ESS, analizando los mecanismos subyacentes de la economía social y solidaria que desarrollan. El trabajo teórico permitirá proponer una tipología de plataformas colaborativas en función de los modelos económicos en los que se basan y de la forma cómo se contribuye al funcionamiento de la plataformas que proponen. Se hará hincapié en la combinación de estas dos dimensiones, así como en las soluciones e innovaciones sociales y económicas para superar los obstáculos con que se enfrentan las partes interesadas. La descripción del proyecto está en francés, pero los resultados también estarán disponibles en inglés.

Ver el proyecto: https://cepn.univ-paris13.fr/tapas/

Ir a la barra de herramientas