Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
618
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
Asamblea General
Boletin
Campaña
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Políticas públicas
Políticas Públicas
recursos
Recursos
UniverSSE2017
La moneda ciudadana local como contrato económico de vecindad

por Jean Rossiaud & Antonin Calderon (Monnaie Léman / APRES-GE)

En este cuarto capítulo de la serie que comenzamos en octubre, sobre el tema de las «monedas locales», después de una visión general de las ventajas y desafíos de las monedas locales a través del ejemplo del Lemán (octubre de 2018), vías de colaboración y sinergias entre las monedas locales y la agricultura contractual local (ACP) (diciembre de 2018), y el interés de las monedas locales como herramientas para el desarrollo de las cadenas económicos agrícolas (febrero de 2019), proponemos ahora que ya no se parta de sectores, sino de territorios (barrios, pueblos, etc.) para construir circuitos cortos y para que seamos parte en forma colectiva de la transición.

La crisis climática nos devuelve al sentido común, al hacernos conscientes de que es ecológica, económica y socialmente absurdo consumir en Ginebra o en París, tomates cosechados en Holanda, enlatados en Rumanía y cuyas latas han sido producidas en el sudeste asiático. La libre circulación de mercancías, en particular en el sector agrícola, ha dado lugar a la especialización económica de regiones enteras y a una mayor dependencia de los traders y grandes distribuidores. La competencia entre todos los territorios del mundo produce una gran vulnerabilidad económica y social en todas partes a nivel local; no es ecológica ni económicamente sostenible. Por eso es impresendible volver a los «circuitos cortos».

Es común llamar «circuitos cortos » a los circuitos de distribución, en su mayoría agrícolas, en los que sólo un intermediario opera entre el productor y el consumidor, ya sea a través de ventas directas (véase nuestro artículo sobre la ACP, diciembre de 2018) o ventas indirectas.

Hoy en día, existe una demanda creciente de dichos «circuitos cortos», porque como consumidores queremos proteger al mismo tiempo nuestra salud y nuestro medio ambiente. Pero históricamente, los circuitos cortos eran la norma, sobre todo fuera de las murallas de la ciudad, como en Ginebra, en la Plaine de Plainpalais (foto), o en París, en los pueblos de horticultura para abastecer los mercados urbanos.

Sin embargo, la idea de «circuitos cortos», en su renacimiento contemporáneo, se refiere a la representación de «Lo pequeño es hermoso» (del economista británico Ernst Friedrich Schumacher) y de la autoorganización territorial, como la imagina Hans Widmer (P.M.), donde los «barrios» son a la vez espacios de vida económicos y sociales «a escala humana» y espacios políticos de gobierno de los comunes.

La moneda local como herramienta para la revolución lenta

En este espíritu, la escala de barrio (o aldea) es la escala más pequeña en la que se opera al mismo tiempo: una convivencia compartida, una diversidad de lugares de actividades, descanso, cultura, encuentros, trabajo, servicios locales de calidad y gobernanza democrática de los comunes.

En este contexto, la moneda local (incluso una moneda de vecindad) funciona como un «carné de identidad» para un proyecto «político» colectivo para la relocalización de la economía, el desarrollo de circuitos cortos y la responsabilidad social y medioambiental de productores, consumidores y distribuidores («cuando pago en moneda local, demuestro que soy uno de lxs que actúan en la transición ecológica, económica y social»). Esta identificación con el mundo de Mañana se hace de manera no conflictiva con el mundo de ayer. Afirmativa más que defensiva, esta postura afirma que «hay soluciones inmediatas y concretas al cambio climático y a las crisis sistémicas; yo estoy haciendo mi parte, en un proyecto colectivo».

Pero la moneda local es mucho más que el carné de identidad de la transición. Establece ipso facto los procesos económicos, comerciales y financieros que inducen una solidaridad mecánica, automática y habitual entre productores, distribuidores y consumidores (que estos se conozcan o se aprecien mutuamente no cambia nada), produciendo una riqueza local colectiva, que no puede escapar del territorio dado, y que no puede ser captada por los mercados financieros externos.

La reconstrucción de las cadenas comerciales del productor al consumidor, como propusimos en un artículo anterior, febrero de 2019, es importante, pero la reconstrucción de la solidaridad económica territorial, basada en los barrios y las aldeas, es quizás aún más importante.

Invertir la lógica de compra, distribución y venta para que el acto económico forme parte de una estrategia colectiva y de mediano plazo es la clave propuesta por la moneda local para reabrir la puerta a la prosperidad territorial. Y esta opción es válida en todos los barrios, en cualquier parte del planeta: todo el mundo tiene un interés directo en fortalecer las interacciones económicas locales, lo que aumentará el volumen de negocios de las empresas y negocios locales, aumentará el empleo y los salarios, generará impuestos que se reinvertirán localmente.

Las monedas locales son, por lo tanto, herramientas ideales para hacer que la economía sea más resiliente en todas partes, gracias a una red estrecha, transparente y diversificada de lxs actores económicxs, a la vez que aumenta el valor añadido social y medioambiental. Al salir de una competencia generalizada, contribuyen a fortalecer la soberanía alimentaria y económica en todas partes, a combatir el desempleo masivo, a reducir las desigualdades territoriales y, por ende, la migración económica. Una solución local y universal, la moneda local aborda en forma suave los desafíos climáticos y socioeconómicos globales.

Del contrato social al contrato económico del barrio

El contrato social, el que desde Rousseau nos permite pensar en nosotros mismos como «comunidades de destino», debe ser reconstruido. Los Estados-nación son territorios demasiado grandes para constituir cuencas de vida, gobernables como comunes territoriales, y demasiado pequeños para enfrentar los desafíos globales, y ahora se trata de articular las escalas de producción y gobernabilidad.

Desde esta perspectiva, el barrio puede ser considerado como el ladrillo básico de la economía global. Pero como no creemos en las virtudes de la autosuficiencia, y como nos reconocemos en la universalidad de la comunidad humana en todo el planeta, estamos comprometidos con la articulación de las cuencas vivas, de lo local a lo global: también en este caso las diferentes monedas, correspondientes a diferentes escalas territoriales, podrían ser una herramienta interesante para esta articulación. El problema que debe resolverse es su interoperabilidad (1).

Volvamos a nuestros barrios. Por lo tanto, creemos que la moneda local es la base de un contrato de vecindad, que tiene como objetivo la soberanía económica y la gestión compartida de la prosperidad producida.

Pero, ¿de qué economía estamos hablando? Una red de productores y consumidores locales, que deciden trabajar juntos, a partir de ahora, a mediano y largo plazo, porque saben que el sistema que gestionan conjuntamente fideliza a sus clientes reduciendo los costes publicitarios, garantiza la sostenibilidad de sus proveedores y la calidad de los bienes y servicios adquiridos, permite una gestión óptima de los flujos y de las existencias y ofrece facilidades financieras (en particular, líneas de crédito operativas a interés 0, si se adopta un sistema de crédito compartido).

Además, ya seamos consumidores, empresas, comercios o autoridades públicas, la moneda local nos obliga a pensar en las implicaciones de nuestras compras diarias para nuestro bienestar mientras vivimos juntos, y es la cultura de la economía y la sostenibilidad la que se está reinventando de la misma manera.

Los actores típos de los sectores económicos del distrito

Sin pretender ser exhaustivos, presentamos a actores típicos que contribuyen a hacer de los barrios lugares de bienestar y de acción ciudadana, y que tienen un interés inmediato y concreto en utilizar la moneda local como catalizador y articulador de sus actividades dentro de su barrio.

Las cooperativas de vivienda son los actores centrales en la circulación de la moneda de un barrio. En un barrio, uno vive allí, trabaja allí o ambas cosas. Si bien es posible pagar los alquileres de las viviendas y oficinas en moneda local (incluso parcialmente), una gran parte de los ingresos de los habitantes se traslada al barrio, especialmente si se les ha pagado en parte en moneda local. Además, las cooperativas pueden desarrollar servicios auxiliares para sus miembros, como compartir el coche.

Los habitantes tienen interés en poder disfrutar de tiendas locales de calidad. Incluso si esto significa compartir ciertos costes y elaborar, con los propietarios, planes de compensación de alquileres para fomentar actividades social o ecológicamente útiles que son menos viables económicamente en el centro de la ciudad.

Una tienda de comestibles o un supermercado participativo permite revisar el concepto de comercio local. Los hogares que son miembros de una cooperativa de alimentos están llamados a contribuir unas horas al mes al funcionamiento de la empresa (caja registradora, estanterías, existencias, entregas, pero también eventos para el barrio, apoyo a las personas mayores o discapacitadas, etc.) a cambio de productos cuyo margen se reduce gracias a la contribución colectiva.

La moneda local puede alentar concretamente a lxs residentes y empresas locales a preferir este método de distribución a la entrega tradicional de productos agroalimentarios. Al mismo tiempo, se celebran contratos entre las agrupaciones de agricultores y las tiendas de comestibles con el fin de poder coordinar los planes de cultivo (producción adaptada y variada) sin «limitar» las opciones de los consumidores. Esta visión está directamente relacionada con la de la agricultura contractual local (ACP, AMAP), con la diferencia de que el contrato se traslada del productor al distribuidor, lo que diluye la limitación de las opciones en la comunidad y no en el individuo.

La posada del barrio tiene la particularidad de ofrecer comidas preparadas por los residentes, coordinadas por un posadero profesional. Cada residente interesado en el concepto se registra para participar en el desarrollo de una comida. Con el número de personas, las contribuciones son muy diferentes, pero todos los días se ofrece una comida de calidad, a un precio muy asequible y con un espíritu amistoso. Un barrio necesita artesanos: carnicero, zapatero, quesero, panadero, etc. En las ciudades modernas, estos artesanos han ido desapareciendo poco a poco a favor de las grandes empresas que ofrecen estos servicios a un menor coste, pero esta situación ha provocado una pérdida de convivencia y de calidad de vida. Es posible ayudar a revitalizar los negocios locales gracias a la moneda local.

Una vez más, el uso de líneas de crédito en moneda local (crédito mútuo) por parte de los artesanos es posible para parte de su salario, el pago de su alquiler y el reembolso de inversiones (instalaciones, máquinas), siempre que los miembros de la comunidad de pago en cuestión lo acepten. De este modo, los artesanos pueden bajar a su límite mínimo en los primeros meses o años de funcionamiento, y luego volver a subir gradualmente, a medida que los ingresos lo permitan.

La misma lógica mutualista puede aplicarse a las bibliotecas de objetos y herramientas o de recursos, que reciclan residuos en compost o en hilo plástico para impresoras 3D, y las fuentes de ingresos para estas nuevas profesiones de recuperación, reparación, reutilización, reinvención y reciclaje (las 5 erres de la ecología industrial y la economía circular) pueden ser muy importantes para los barrios.

En este contexto, las autoridades públicas tienen un claro interés en replantearse sus compras según una lógica de proximidad. Al reforzar la presencia de las empresas en su territorio, obtienen más ingresos fiscales y, al mismo tiempo, cumplen más fácilmente sus misiones de política pública en términos de promoción económica, solidaridad social y lucha contra el calentamiento global (impacto del carbono).

El contrato económico de vecindad sería -en este sentido- el momento en que estos diferentes actores se sientan alrededor de una mesa y calculen juntos los flujos interempresariales que podrían llevarse a cabo en moneda local, y que constituirían el marco básico de esta red económica local, la que da trabajo al mayor número de personas produciendo más riqueza colectiva. Sobre esta base, sería posible incluso imaginar una cooperativa integral (que incluiría la contabilidad de las horas de voluntariado), y que podría generar un ingreso universal… pero esto sería el tema de al menos los dos capítulos siguientes.

(1) Técnicamente, hemos resuelto el problema: nuestra cartera multidivisa, Biletujo (billetera en esperanto), permite la interoperabilidad. Pero, ¿cómo establecer un «tipo de conversión», un tipo de cambio entre las monedas ciudadanas locales, sin caer en el sistema monetario actual, que hace del dinero una mercancía sobre la que siempre es posible especular? Este será el tema de un futuro episodio en la continuación de esta serie.

Proyecto Europeo VET-2 (2018-2020): Mapeo de competencias para lxs formadorxs
ssevet2

Uno de los principales objetivos de este proyecto de VET-2 (Vocational Training en inglés) es desarrollar un perfil de competencias para lxs formadores de ESS en diferentes disciplinas de los estudios de VET. Este informe explora la posibilidad de integrar las competencias de lxs formadores de VET en los programas de formación existentes. Para ello, las organizaciones y redes que forman parte del proyecto – de Grecia, Italia, Francia, Alemania, Portugal, Rumania – participaron en una encuesta para explorar los elementos que se introducirán en el perfil de competencias de lxs formadores ajustado a los requisitos de la ESS.

Así, en este informe «Mapeo de las competencias de los formadores y de los programas de formación en ESS existentes», los colaboradores del proyecto procedieron a un análisis en profundidad de la situación, con la ayuda y las respuestas de las personas más capacitadas para responder: lxs propixs formadores. Para la recopilación de datos se utilizaron entrevistas e investigación documental.

Este informe, que revela las oportunidades y limitaciones para desarrollar los planes de estudios de ESS, es una contribución importante para los socios y RIPESS Europe para ayudar a superar la inadecuación de las formaciones profesionales, llegando a todxs lxs aprendices potenciales. La visión y las prácticas de la ESS abren un nuevo camino en muchas cuestiones como el medio ambiente, el futuro del trabajo, el desarrollo local, la responsabilidad social, la educación, la formación, etc. En este contexto, existen muchas oportunidades para una mayor integración de la ESS en la formación profesional.

Véase también

Recursos de verano 2019 (en colaboración con socioeco.org)

Como parte del centenario de la creación de la OIT, decidimos mostrar qué documentos de esta organización relacionados con la ESS estaban referenciados en socioeco.org.

Podemos identificar 6 tipos principales de documentos. A continuación presentamos algunos ejemplos de cada uno de ellos en diferentes idiomas y los invito a echar un vistazo a la página de la OIT en socioeco.org:

Los documentos de trabajo sobre ESS de la OIT

Las lecturas propuestas de la Academia de la ESS de la OIT

Cada año -la décima edición se celebra en este momento- la OIT organiza una Academia sobre Economía Social y Solidaria: Está dirigida a los responsables de la promoción de la ESS en todo el mundo, incluidos lxs responsables de la formulación de políticas, las personas de terreno, lxs investigadorxs y lxs representantes de las organizaciones de trabajadorxs y de empleadorxs. Por ejemplo:

Una serie radio sobre ESS

Una serie Políticas Públicas a favor de la ESS

Las Cooperativas

Iillustrada por The Story of the ILO’s Promotion of Cooperatives Recommendation, 2002 (No.193) A review of the process of making ILO Recommendation No. 193, its implementation and its impact (en inglés) véase la recomendacion original aqui), encontrará 5 subsecciones para las cooperativas :

1. Legislaciones  sobre cooperativas:

2. El papel de las cooperativas

3. Contribución de las cooperativas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (12 hasta ahora)

4. Herramientas pedagógicas :

5. Temas tratados por las cooperativas: migrantes, cuidado de niños, economía informal, agricultura, empleo juvenil, gestión de residuos, relaciones con los sindicatos, energía limpia, finanzas, etc.

Buena lectura !

Publicación: Our Commons. Political ideas for a New Europe

Our Commons, de Sophie Bloemen y Thomas de Groot, presenta reflexiones sobre el encierro (enclosure) del conocimiento y la monopolización de la esfera digital, historias sobre cooperativas de energía renovable e iniciativas comunitarias sobre residuos de alimentos y ruegos urgentes de ver la ciudad como un bien común y de tratar la salud como un bien común. Publicado por el Institute of Network Cultures, el libro se publica por primera vez en línea como un libro electrónico, gratuito para que todos lo descarguen y compartan y como un PDF imprimible. El libro también estará disponible en una amplia variedad de plataformas de impresión bajo demanda.

Programa de radio: La OIT celebra sus 100 años

El año 2019 marca el centenario de la creación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El texto fundacional hace especial hincapié en la justicia social como condición para una «paz universal y duradera» y pide a los Estados que establezcan un «régimen de trabajo verdaderamente humano».

Frente a los reiterados ataques contra el derecho laboral y los derechos humanos, bajo el pretexto renovado de las nuevas tecnologías, la Constitución de la OIT y sus misiones son más pertinentes que nunca.

Hemos reunido en un programa de radio en viziradio (en francés), un poco desordenados, lecturas, piezas sonoras, documentales y música que abordan estos temas. El vínculo entre el trabajo y la guerra, la alienación y la dominación, pero también la temática de la emancipación.

Una creación de Laura Aufrère y Marie Limoujoux

Recursos edición special Elecciones europeas (en colaboración con socioeco.org)

¿Qué dice la documentación sobre las políticas publicas a favor de la economía social y solidaria a nivel europeo?

Entre los temas que se incluyen en la documentación bajo la palabra clave: La economía social en la Unión Europea (UE), podemos mencionar: desarrollo sostenible, justicia social, inmigración, fondos europeos para la ESS, empresas de integración y contratación pública, empresas sociales, cooperativas, nuevos indicadores de riqueza, etc.

Pero también:

el Papel de los territorios

La Cultura

La Agroecología

Para una visión global de las políticas públicas de ESS a nivel europeo :

O

propuestas

Buena lectura !

Alternativas urbanas: un nuevo mapa para compartir las iniciativas municipales transformadoras
urban alternatives

Alternativas Urbanas es una colaboración entre activistas municipalistas, académicxs, gobiernos locales, think tanks y ONGs. Entre los colaboradores fundadores se encuentran participantes de: Madrid 129, European Alternatives, Transnational Institute, Coalición Internacional de Hábitat, MISTRA Urban Futures, Sheffield University Urban Institute, Universidad de Aalborg, RIPESS Europe, P2P Foundation, Commons Network y Global Platform for the Right to the City.

Este proyecto cartográfico busca entender y mapear las iniciativas que surgen de los numerosos movimientos sociales urbanos que reclaman el derecho a la ciudad, ocupan el espacio urbano, requieren justicia social, participación democrática, espacios culturales y transformaciones económicas. Este conjunto de acciones distribuidas y emergentes, en gran medida ocultas a nuestra conciencia colectiva, ha demostrado que no sólo es posible pensar en alternativas al paradigma neoliberal, sino que estas alternativas ya existen. Nuestra colaboración tiene dos tipos de objetivos:.

  1. Crear la mayor visibilidad posible para una transformación urbana positiva, que revele las dimensiones comunes de un movimiento urbano emergente. Queremos documentar – y demostrar – que el cambio es posible;
  2. Crear un proceso continuo para desarrollar perspectivas y entendimientos comunes, apoyar la transferencia de conocimientos entre un grupo diverso de actores y proporcionar oportunidades para proyectos compartidos y campañas conjuntas.

Destacados por el movimiento de las plazas y la ocupación del espacio público (de Tahrir a Puerta del Sol y Plaza de Catalunya, Taksim o Mong Kok), asistimos a una ola de iniciativas «desde abajo» y «desde el lado» que pretenden transformar nuestro entorno urbano. Estas iniciativas -desde la remuneración democrática de la producción de energía hasta el establecimiento de mecanismos para el desarrollo de políticas ciudadanas, pasando por la creación de cooperativas de trabajo asociado que ayuden a acoger eficazmente a los refugiados- tienen una cosa en común. No sólo se oponen a la creciente financiarización de la economía y a la mercantilización del espacio urbano, sino que lo hacen confiando en nuestra propia capacidad para generar proyectos, políticas y prototipos innovadores que nos permitan vivir juntos.

Voir le site web: www.urbanalternatives.org

Más granjeros, mejor comida: Nyéléni Europa publica un informe sobre la PAC
More farmers better food CAP

Los pequeños agricultores sostenibles deberían ocupar un lugar central en la política agrícola de la UE, según un nuevo documento de la Plataforma Nyeleni de Europa y Asia Central para la Soberanía Alimentaria[1]. La publicación, fuertemente documentada, se adelanta a una votación clave en la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo a principios de abril y representa la posición de una coalición paneuropea de agricultores, campesinos, pastores, pescadores, pueblos indígenas y organizaciones medioambientales con respecto a la Política Agrícola Común (PAC) de la UE.

El informe destaca la alarmante situación en las zonas rurales y en el sistema alimentario de la UE: Entre 2005 y 2016, el número de explotaciones agrícolas de menos de 50 hectáreas se redujo en un 29,4 %. Más de 4 millones de explotaciones desaparecieron en sólo 10 años. El aumento del número de trabajadores estacionales y, a menudo, de trabajadores migrantes, que sufren condiciones de trabajo y de vida espantosas. La contaminación vinculada a los agroquímicos sigue teniendo un impacto negativo en la salud pública: se encuentran residuos químicos en los alimentos, la escorrentía de nitratos y fósforo contamina el agua y el suelo. Los altos niveles de uso de antibióticos en la ganadería conducen a la resistencia a los antimicrobianos. Anualmente se generan alrededor de 88 millones de toneladas de residuos de alimentos, como resultado de la cadena alimentaria industrial. La PAC ha hecho que la UE dependa en gran medida de las importaciones baratas procedentes de regiones con normas medioambientales y sociales muy inferiores.

Stanka Becheva, defensor de la soberanía alimentaria de Amigos de la Tierra Europa, dijo: «Con el mundo enfrentando múltiples crisis ambientales y sociales, muchas de las cuales están directamente relacionadas con la forma en que nos alimentamos, los políticos de la UE necesitan escuchar a los pequeños agricultores sostenibles que pueden ayudar a solucionar la crisis climática y el colapso del mundo natural. Los sistemas alimentarios que crean proporcionan alimentos sanos, asequibles y locales para los consumidores, respetan la naturaleza y el clima y crean empleo seguro y digno».

Al presentar la parte del informe centrada en lo que se necesita de la PAC para que esta transición tenga éxito, Genevieve Savigny, agricultora y representante de la Coordinadora Europea Vía Campesina[2], afirma que «la PAC debe proporcionar a los pequeños productores sostenibles el apoyo político, económico y social adecuado que necesitan. Esto implica precios justos, estableciendo un tope para los pagos directos y una redistribución de la ayuda. Actualmente, menos del 2% de los beneficiarios de la PAC reciben el 30% del presupuesto total de pagos directos. Esto debe cambiar. Más dinero para el desarrollo rural y un enfoque colectivo de proyectos donde se promueve la agroecología campesina. ¿Y para nuestra juventud? El apoyo a los nuevos agricultores durante los primeros años de su actividad es esencial».

«Este informe también muestra los beneficios ambientales y sociales de las nuevas asociaciones locales entre productores y consumidores. Llega justo a tiempo para demostrar que un nuevo contrato social entre los productores de alimentos y las sociedades a las que alimentan es muy esperado y necesario», dice Judith Hitchman de URGENCI, la red internacional de movimientos de agricultura apoyada por la comunidad.

Descargue el informe (en inglés) aquí.

Recursos de febrero 2019 (en colaboración con socioeco.org)
febrero 18, 2019
0

Para el més de febrero, aquí van algunas sugerencias para leer y para ver…..

  • Revista ES Economía Social año 8 n°11 Diciembre 2018, Campaña por un Curriculum Global de la Economįa Solidaria,2018 [lire]
  • Economía de los cuidados y política municipal: hacia una democratización de los cuidados en la ciudad de Barcelona, Sandra Ezquerra, Elba Mansilla, Colección Estudios del tiempo y cuidados – Ajuntament de Barcelona,2018 [lire]
  • La lucha contra el cambio climático se mueve en la cocina (Ferbai, supermercado solidario online), 2019 [lire]

Video

  • El significado de la soberanía alimentaria…. , 2018 [lire]

Publicaciones

  • Revista Iberoamericana de Economía Solidaria e Innovación Socioecológica, RIESISE VOL. 1, 2018 [lire]

Herramientas pedagógicas

  • Guía Laboral de la Economía Social Valenciana, José Luis Monzón Campos, Isidro Antuñano Maruri, 2018 [lire]
  • La Pedagogía de los cuidados Aportes para su construcción. Iratxe Palacín Garay, Fundación InteRed, 2019 [lire]
Los medios independientes hablan sobre la ESS
Cover of Stir Magazine Winter 2019

Los medios de comunicación independientes están cerca de la ESS, a menudo por su estatus y especialmente por los valores que defienden. Pero, ¿cómo lo abordan? He aquí una selección de artículos de los medios de comunicación independientes de los últimos tres meses. También puedes encontrarlos en el mapa de socioeco.org: Periodismo de Solucioes (los artículos se encuentran en la ciudad donde se realiza la experiencia o, en el caso de un artículo generalista, en la ciudad donde se encuentran los medios de comunicación).

Como verán, los artículos están en su idioma original, debido a la diversidad de los países europeos. En el caso del griego, para el que la revista Efsyn está especialmente presente con varios artículos por semana sobre la ESS, se incluye un resumen en inglés. Esto le permitirá percibir qué temas son cubiertos por estos medios: desarrollo sostenible, refugiados, autogestión, cooperativas, agricultura orgánica, etc. Siéntase libre de enviarnos un artículo o un sitio web para mejorar el mapa y nuestro conocimiento de la ESS. Escribir a Françoise Wautiez: fwautiez[at]socioeco.org

Imagen; Cobertura de Stir Magazine, Invierno 2019

Francés

  • Les luttes non-violentes de Rajagopal, activiste indien bientôt à Paris Michel Bernard, Anne-Sophie Clémençon, Article de Reporterre, 22 nov 2018 [lire]
  • Étude de chaîne de valeur soja biologique au Togo, Pierre W. Johnson, Article de Transition et Coopération Pierre Johnson, 2018 [lire]
  • « Nous sommes une start-up anarcho-communiste » : Coopcycle auto-organise les coursiers à vélo, Benoît Borritz, Article de Basta!, 16 janvier 2019 [lire]
  • Ethique Les baskets Veja tiennent-elles leurs promesses ?, Justin Délépine, Article de Alternatives économiques, 29/01/2019, [lire]

Inglés

  • Creating a Solidarity Economy Giving Project, Cheyenna Layne Weber, Article in Philantrhopy Women, 28 January 2019 [lire]
  • Beyond the Market: Housing Alternatives from the Grassroots, H. Jacob Carlson, Marnie Brady, Gianpaolo Baiocchi, Article of Dissent Magazine, Fall 2018[lire]
  • Stir Magazine: winter edition 2019: Looking back, looking forwards [lire]

Español

  • Mercados sociales, la unión hace la fuerza, Brenda Chávez, Artículo de El Salto,23/12/2018 [lire]
  • Más allá del mercado: alternativas de vivienda desde las bases, H. Jacob Carlson, Marnie Brady, Gianpaolo Baiocchi, Artículo de El Salto,18/12/2018[lire]

Catalán

  • Mas Corcó: el pagès que fa de forner i el forner que fa de pagès, Articulo de Setembre, 05/01/2019 [Lire]

Italiano

  • “Se trovare soluzioni all’interno del sistema è impossibile, forse è meglio cambiare il sistema”, Pietro Raitano, Articolo de Altreconomia, 1 gennaio 2019 [lire]

Griego

  • ΚΑΛΟ: επένδυση για δίκαιη ανάπτυξη (ESS: investir pour une croissance juste)
    Aristotélis Andréou
    Article of EFSYN, 15/12/2018 [lire]
  • Το εναλλακτικό μοντέλο των πέντε ηπείρων (The alternative model of the five continents)
    Lena Kyriakidi
    Article of EFSYN, 10/12/2018 [lire]
  • Το εργοστάσιο που παράγει… αλληλεγγύη (The factory that produces … solidarity)
    Kostís Roússos, Vangélis Vragotéris, Cháris Malamídis
    Article of EFSYN, 10/12/2018 [lire]
  • Στήριξη με τρία κλικ (in three clicks)
    Article of EFSYN, 08/12/2018  [lire]
  • Προστατεύοντας τους σπόρους ως κοινό αγαθό (Protecting seeds as a common good)
    Lena Kyriakidi
    Article of EFSYN, 26/11/2018  [lire]
  • Ανοιχτή μέρα περμακουλτούρας στο χωράφι της Νέας Γουινέας (Open day in the field at the New Guinea farm)
    Article of EFSYN, 21/11/2018 [lire]
Ir a la barra de herramientas