Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
618
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
Asamblea General
Boletin
Campaña
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Políticas públicas
Políticas Públicas
recursos
Recursos
UniverSSE2017
La moneda ciudadana local como contrato económico de vecindad

por Jean Rossiaud & Antonin Calderon (Monnaie Léman / APRES-GE)

En este cuarto capítulo de la serie que comenzamos en octubre, sobre el tema de las «monedas locales», después de una visión general de las ventajas y desafíos de las monedas locales a través del ejemplo del Lemán (octubre de 2018), vías de colaboración y sinergias entre las monedas locales y la agricultura contractual local (ACP) (diciembre de 2018), y el interés de las monedas locales como herramientas para el desarrollo de las cadenas económicos agrícolas (febrero de 2019), proponemos ahora que ya no se parta de sectores, sino de territorios (barrios, pueblos, etc.) para construir circuitos cortos y para que seamos parte en forma colectiva de la transición.

La crisis climática nos devuelve al sentido común, al hacernos conscientes de que es ecológica, económica y socialmente absurdo consumir en Ginebra o en París, tomates cosechados en Holanda, enlatados en Rumanía y cuyas latas han sido producidas en el sudeste asiático. La libre circulación de mercancías, en particular en el sector agrícola, ha dado lugar a la especialización económica de regiones enteras y a una mayor dependencia de los traders y grandes distribuidores. La competencia entre todos los territorios del mundo produce una gran vulnerabilidad económica y social en todas partes a nivel local; no es ecológica ni económicamente sostenible. Por eso es impresendible volver a los «circuitos cortos».

Es común llamar «circuitos cortos » a los circuitos de distribución, en su mayoría agrícolas, en los que sólo un intermediario opera entre el productor y el consumidor, ya sea a través de ventas directas (véase nuestro artículo sobre la ACP, diciembre de 2018) o ventas indirectas.

Hoy en día, existe una demanda creciente de dichos «circuitos cortos», porque como consumidores queremos proteger al mismo tiempo nuestra salud y nuestro medio ambiente. Pero históricamente, los circuitos cortos eran la norma, sobre todo fuera de las murallas de la ciudad, como en Ginebra, en la Plaine de Plainpalais (foto), o en París, en los pueblos de horticultura para abastecer los mercados urbanos.

Sin embargo, la idea de «circuitos cortos», en su renacimiento contemporáneo, se refiere a la representación de «Lo pequeño es hermoso» (del economista británico Ernst Friedrich Schumacher) y de la autoorganización territorial, como la imagina Hans Widmer (P.M.), donde los «barrios» son a la vez espacios de vida económicos y sociales «a escala humana» y espacios políticos de gobierno de los comunes.

La moneda local como herramienta para la revolución lenta

En este espíritu, la escala de barrio (o aldea) es la escala más pequeña en la que se opera al mismo tiempo: una convivencia compartida, una diversidad de lugares de actividades, descanso, cultura, encuentros, trabajo, servicios locales de calidad y gobernanza democrática de los comunes.

En este contexto, la moneda local (incluso una moneda de vecindad) funciona como un «carné de identidad» para un proyecto «político» colectivo para la relocalización de la economía, el desarrollo de circuitos cortos y la responsabilidad social y medioambiental de productores, consumidores y distribuidores («cuando pago en moneda local, demuestro que soy uno de lxs que actúan en la transición ecológica, económica y social»). Esta identificación con el mundo de Mañana se hace de manera no conflictiva con el mundo de ayer. Afirmativa más que defensiva, esta postura afirma que «hay soluciones inmediatas y concretas al cambio climático y a las crisis sistémicas; yo estoy haciendo mi parte, en un proyecto colectivo».

Pero la moneda local es mucho más que el carné de identidad de la transición. Establece ipso facto los procesos económicos, comerciales y financieros que inducen una solidaridad mecánica, automática y habitual entre productores, distribuidores y consumidores (que estos se conozcan o se aprecien mutuamente no cambia nada), produciendo una riqueza local colectiva, que no puede escapar del territorio dado, y que no puede ser captada por los mercados financieros externos.

La reconstrucción de las cadenas comerciales del productor al consumidor, como propusimos en un artículo anterior, febrero de 2019, es importante, pero la reconstrucción de la solidaridad económica territorial, basada en los barrios y las aldeas, es quizás aún más importante.

Invertir la lógica de compra, distribución y venta para que el acto económico forme parte de una estrategia colectiva y de mediano plazo es la clave propuesta por la moneda local para reabrir la puerta a la prosperidad territorial. Y esta opción es válida en todos los barrios, en cualquier parte del planeta: todo el mundo tiene un interés directo en fortalecer las interacciones económicas locales, lo que aumentará el volumen de negocios de las empresas y negocios locales, aumentará el empleo y los salarios, generará impuestos que se reinvertirán localmente.

Las monedas locales son, por lo tanto, herramientas ideales para hacer que la economía sea más resiliente en todas partes, gracias a una red estrecha, transparente y diversificada de lxs actores económicxs, a la vez que aumenta el valor añadido social y medioambiental. Al salir de una competencia generalizada, contribuyen a fortalecer la soberanía alimentaria y económica en todas partes, a combatir el desempleo masivo, a reducir las desigualdades territoriales y, por ende, la migración económica. Una solución local y universal, la moneda local aborda en forma suave los desafíos climáticos y socioeconómicos globales.

Del contrato social al contrato económico del barrio

El contrato social, el que desde Rousseau nos permite pensar en nosotros mismos como «comunidades de destino», debe ser reconstruido. Los Estados-nación son territorios demasiado grandes para constituir cuencas de vida, gobernables como comunes territoriales, y demasiado pequeños para enfrentar los desafíos globales, y ahora se trata de articular las escalas de producción y gobernabilidad.

Desde esta perspectiva, el barrio puede ser considerado como el ladrillo básico de la economía global. Pero como no creemos en las virtudes de la autosuficiencia, y como nos reconocemos en la universalidad de la comunidad humana en todo el planeta, estamos comprometidos con la articulación de las cuencas vivas, de lo local a lo global: también en este caso las diferentes monedas, correspondientes a diferentes escalas territoriales, podrían ser una herramienta interesante para esta articulación. El problema que debe resolverse es su interoperabilidad (1).

Volvamos a nuestros barrios. Por lo tanto, creemos que la moneda local es la base de un contrato de vecindad, que tiene como objetivo la soberanía económica y la gestión compartida de la prosperidad producida.

Pero, ¿de qué economía estamos hablando? Una red de productores y consumidores locales, que deciden trabajar juntos, a partir de ahora, a mediano y largo plazo, porque saben que el sistema que gestionan conjuntamente fideliza a sus clientes reduciendo los costes publicitarios, garantiza la sostenibilidad de sus proveedores y la calidad de los bienes y servicios adquiridos, permite una gestión óptima de los flujos y de las existencias y ofrece facilidades financieras (en particular, líneas de crédito operativas a interés 0, si se adopta un sistema de crédito compartido).

Además, ya seamos consumidores, empresas, comercios o autoridades públicas, la moneda local nos obliga a pensar en las implicaciones de nuestras compras diarias para nuestro bienestar mientras vivimos juntos, y es la cultura de la economía y la sostenibilidad la que se está reinventando de la misma manera.

Los actores típos de los sectores económicos del distrito

Sin pretender ser exhaustivos, presentamos a actores típicos que contribuyen a hacer de los barrios lugares de bienestar y de acción ciudadana, y que tienen un interés inmediato y concreto en utilizar la moneda local como catalizador y articulador de sus actividades dentro de su barrio.

Las cooperativas de vivienda son los actores centrales en la circulación de la moneda de un barrio. En un barrio, uno vive allí, trabaja allí o ambas cosas. Si bien es posible pagar los alquileres de las viviendas y oficinas en moneda local (incluso parcialmente), una gran parte de los ingresos de los habitantes se traslada al barrio, especialmente si se les ha pagado en parte en moneda local. Además, las cooperativas pueden desarrollar servicios auxiliares para sus miembros, como compartir el coche.

Los habitantes tienen interés en poder disfrutar de tiendas locales de calidad. Incluso si esto significa compartir ciertos costes y elaborar, con los propietarios, planes de compensación de alquileres para fomentar actividades social o ecológicamente útiles que son menos viables económicamente en el centro de la ciudad.

Una tienda de comestibles o un supermercado participativo permite revisar el concepto de comercio local. Los hogares que son miembros de una cooperativa de alimentos están llamados a contribuir unas horas al mes al funcionamiento de la empresa (caja registradora, estanterías, existencias, entregas, pero también eventos para el barrio, apoyo a las personas mayores o discapacitadas, etc.) a cambio de productos cuyo margen se reduce gracias a la contribución colectiva.

La moneda local puede alentar concretamente a lxs residentes y empresas locales a preferir este método de distribución a la entrega tradicional de productos agroalimentarios. Al mismo tiempo, se celebran contratos entre las agrupaciones de agricultores y las tiendas de comestibles con el fin de poder coordinar los planes de cultivo (producción adaptada y variada) sin «limitar» las opciones de los consumidores. Esta visión está directamente relacionada con la de la agricultura contractual local (ACP, AMAP), con la diferencia de que el contrato se traslada del productor al distribuidor, lo que diluye la limitación de las opciones en la comunidad y no en el individuo.

La posada del barrio tiene la particularidad de ofrecer comidas preparadas por los residentes, coordinadas por un posadero profesional. Cada residente interesado en el concepto se registra para participar en el desarrollo de una comida. Con el número de personas, las contribuciones son muy diferentes, pero todos los días se ofrece una comida de calidad, a un precio muy asequible y con un espíritu amistoso. Un barrio necesita artesanos: carnicero, zapatero, quesero, panadero, etc. En las ciudades modernas, estos artesanos han ido desapareciendo poco a poco a favor de las grandes empresas que ofrecen estos servicios a un menor coste, pero esta situación ha provocado una pérdida de convivencia y de calidad de vida. Es posible ayudar a revitalizar los negocios locales gracias a la moneda local.

Una vez más, el uso de líneas de crédito en moneda local (crédito mútuo) por parte de los artesanos es posible para parte de su salario, el pago de su alquiler y el reembolso de inversiones (instalaciones, máquinas), siempre que los miembros de la comunidad de pago en cuestión lo acepten. De este modo, los artesanos pueden bajar a su límite mínimo en los primeros meses o años de funcionamiento, y luego volver a subir gradualmente, a medida que los ingresos lo permitan.

La misma lógica mutualista puede aplicarse a las bibliotecas de objetos y herramientas o de recursos, que reciclan residuos en compost o en hilo plástico para impresoras 3D, y las fuentes de ingresos para estas nuevas profesiones de recuperación, reparación, reutilización, reinvención y reciclaje (las 5 erres de la ecología industrial y la economía circular) pueden ser muy importantes para los barrios.

En este contexto, las autoridades públicas tienen un claro interés en replantearse sus compras según una lógica de proximidad. Al reforzar la presencia de las empresas en su territorio, obtienen más ingresos fiscales y, al mismo tiempo, cumplen más fácilmente sus misiones de política pública en términos de promoción económica, solidaridad social y lucha contra el calentamiento global (impacto del carbono).

El contrato económico de vecindad sería -en este sentido- el momento en que estos diferentes actores se sientan alrededor de una mesa y calculen juntos los flujos interempresariales que podrían llevarse a cabo en moneda local, y que constituirían el marco básico de esta red económica local, la que da trabajo al mayor número de personas produciendo más riqueza colectiva. Sobre esta base, sería posible incluso imaginar una cooperativa integral (que incluiría la contabilidad de las horas de voluntariado), y que podría generar un ingreso universal… pero esto sería el tema de al menos los dos capítulos siguientes.

(1) Técnicamente, hemos resuelto el problema: nuestra cartera multidivisa, Biletujo (billetera en esperanto), permite la interoperabilidad. Pero, ¿cómo establecer un «tipo de conversión», un tipo de cambio entre las monedas ciudadanas locales, sin caer en el sistema monetario actual, que hace del dinero una mercancía sobre la que siempre es posible especular? Este será el tema de un futuro episodio en la continuación de esta serie.

TAPAS – There are Platforms as AlternativeS: un programa de investigación en apoyo de las plataformas organizadas siguiendo el modelo de los comunes y de la ESS.

El proyecto TAPAS es un programa de investigación financiado por el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Solidaridad y Salud de Francia, dirigido conjuntamente por el CEPN (Centre d’économie et de gestion de l’Université Paris 13 – UMR CNRS 7234) y la asociación Coop des Communs.

Creada en 2016, La Coop des Communes reúne a profesionales de la ESS, de la ESS, investigadorxs y actores públicos. Su objetivo es contribuir a la construcción de un ecosistema propicio para el surgimiento de comunes. «Aliados, Comunes yESS pueden formar, no soluciones residuales, sino verdaderos pilares del desarrollo sostenible en una visión plural de la economía» (Extracto del Informe de Actividades 2017). La Coop des Communes está organizada en grupos de trabajo, incluyendo las Plataformas en Comunes. Esta última se construyó en torno a plataformas digitales abiertas a las prácticas cooperativas, y con el fin de «asociar a un conjunto de actores, emergentes o existentes, que comparten estos valores, dentro de una comunidad abierta», por una parte, y de «construir una caja de herramientas compartida, con un objetivo operativo y que permita la apropiación de las nuevas oportunidades entre pares que ofrece la tecnología digital» (Extracto del Informe de Actividades de 2017). El objetivo del grupo es crear, dirigir y equipar la comunidad de plataformas estructurada en torno a una carta ética basada en cinco principios: gobernanza inclusiva, reparto equitativo del valor, ética de los datos, producción de comunes y cooperación entre los miembros.

El proyecto se centra en el estudio empírico de nueve plataformas de ESS, analizando los mecanismos subyacentes de la economía social y solidaria que desarrollan. El trabajo teórico permitirá proponer una tipología de plataformas colaborativas en función de los modelos económicos en los que se basan y de la forma cómo se contribuye al funcionamiento de la plataformas que proponen. Se hará hincapié en la combinación de estas dos dimensiones, así como en las soluciones e innovaciones sociales y económicas para superar los obstáculos con que se enfrentan las partes interesadas. La descripción del proyecto está en francés, pero los resultados también estarán disponibles en inglés.

Ver el proyecto: https://cepn.univ-paris13.fr/tapas/

ESS & comunes: 1ª Maestría «Economía y gestión de los comunes» en París 13 – CEPN

El curso Économí y Gestión de los comunes es el primer y único curso en Francia dedicado a la economía política de los comunes y a la gestión de las organizaciones alternativas a las que estos comunes dan lugar.
Los comunes abarcan un conjunto de recursos y modos de organización y transacción que no forman parte de la economía pública o de mercado. Por lo tanto, exigen regímenes legales alternativos a la apropiación privada (recursos naturales, conocimiento); formas de organización del trabajo y cooperación que rompen con la jerarquía gerencial de la forma capitalista (el nuevo cooperativismo, la economía colaborativa y solidaria, grupos activistas) y están respaldados por nuevas políticas sociales; nuevos modos de financiación e intercambio fuera del sistema monetario y financiero dominante (monedas alternativas, tecnología de bloxkchain).
Esta formación se basa en una importante red de contribuidores profesionales y académicos especializados en estos sectores emergentes de la actividad económica y social.

La 6ª Conferencia de la Red de Regulación del Trabajo Decente organizada por la OIT : «Trabajo y bienestar en el siglo XXI».

La conferencia de RRTD en 2017 exploró algunas de las dimensiones clave que han impactado en el mundo del trabajo. La conferencia de RRTD de 2019 continuará centrándose en el futuro del trabajo, para avanzar en nuestra comprensión de qué instituciones innovadoras y políticas transformadoras podrían ayudar a asegurar una sociedad más equitativa y justa. Se invita a lxs ponentes a proponer nuevas ideas y políticas que puedan ayudar a la comunidad mundial a forjar un mejor futuro de trabajo con un enfoque en: i) transiciones y transformaciones en el mundo del trabajo; ii) replanteamiento del capitalismo; iii) bienestar en el mundo del trabajo; y iv) construcción y renovación de instituciones: un contrato social para el siglo XXI. Esta conferencia contribuirá a los debates mundiales que tendrán lugar durante el centenario de la OIT en 2019.

Los miembros de RIPESS Europa participarán en esta conferencia, compartiendo análisis sobre la importante contribución de la ESS al futuro del trabajo decente, frente a la crisis ambiental-capitaloceno, y el desafío de construir la solidaridad entre las generaciones (algunas partes del mundo que se está haciendo estructuralmente más viejas, algunas más jóvenes).

Tras la contribución de RIPESS Europa a la convocatoria abierta sobre el desarrollo del Pilar Social Europeo de Derechos Sociales, algunos de los elementos que se comunicarán durante la conferencia se publicarán en el próximo boletín informativo de RIPESS Europa.

Enlace: www.ilo.org/rdw2019

Proyecto Europeo VET-2 (2018-2020): Mapeo de competencias para lxs formadorxs

Uno de los principales objetivos de este proyecto de VET-2 (Vocational Training en inglés) es desarrollar un perfil de competencias para lxs formadores de ESS en diferentes disciplinas de los estudios de VET. Este informe explora la posibilidad de integrar las competencias de lxs formadores de VET en los programas de formación existentes. Para ello, las organizaciones y redes que forman parte del proyecto – de Grecia, Italia, Francia, Alemania, Portugal, Rumania – participaron en una encuesta para explorar los elementos que se introducirán en el perfil de competencias de lxs formadores ajustado a los requisitos de la ESS.

Así, en este informe «Mapeo de las competencias de los formadores y de los programas de formación en ESS existentes», los colaboradores del proyecto procedieron a un análisis en profundidad de la situación, con la ayuda y las respuestas de las personas más capacitadas para responder: lxs propixs formadores. Para la recopilación de datos se utilizaron entrevistas e investigación documental.

Este informe, que revela las oportunidades y limitaciones para desarrollar los planes de estudios de ESS, es una contribución importante para los socios y RIPESS Europe para ayudar a superar la inadecuación de las formaciones profesionales, llegando a todxs lxs aprendices potenciales. La visión y las prácticas de la ESS abren un nuevo camino en muchas cuestiones como el medio ambiente, el futuro del trabajo, el desarrollo local, la responsabilidad social, la educación, la formación, etc. En este contexto, existen muchas oportunidades para una mayor integración de la ESS en la formación profesional.

Véase también

El Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras Promover sinergías

La reunión preparatoria del FSMET se celebró en Barcelona los días 5, 6 y 7 de abril de 2019. Reunió a más de 300 personas de todo el mundo, más de la mitad de las cuales procedían naturalmente de Cataluña y España. Para los miembros internacionales de RIPESS de África, América Latina, América del Norte, Asia y más de Europa (18 países representados), esta reunión fue una excelente oportunidad para compartir sus experiencias con personas que trabajan en otras partes del mundo y en campos muy diversos. Estuvieron presentes representantes de estructuras dedicadas al desarrollo de los municipios, la defensa de la agroecología, la promoción del ecofeminismo, la vivienda ecológica, las monedas sociales y las finanzas éticas, la educación popular, los medios alternativos y, por supuesto, las redes de economía social y solidaria.
El lugar era adecuado para esta reunión. La Universidad del Aula Magna de Barcelona ofrecía salas adecuadas y, sobre todo, un espacio al aire libre propicio para los intercambios informales durante las comidas. La animación de los numerosos talleres era muy estructurada y, al mismo tiempo, a veces demasiado vaga. Los participantes consideraron a veces que lo que se proponía para la reflexión preformateaba demasiado el curso de los debates. Hay que reconocer que la ambición de la reunión exigía que se planificara. Todo esto daba la impresión de tener un potencial prometedor, pero que carecía del espacio y el tiempo necesarios para desplegarlo aún más.
Este ensayo es un buen augurio para una serie de ricas interacciones, pero también muestra las dificultades para establecer las convergencias que son esenciales para asegurar un futuro para las especies que viven en el planeta, una parte cada vez más importante de las cuales está amenazada de extinción, y en última instancia para la propia especie humana. Si bien una cierta conciencia está empezando a crecer, sobre todo entre las generaciones más jóvenes, es urgente reunir todas las energías para cambiar los paradigmas económicos actuales de una loca carrera por el beneficio hacia una gestión racional de los recursos y hacia un mejor equilibrio social y ecológico. Todos los parámetros mencionados anteriormente permitirán este cambio de dirección fundamental.
Todas estas dimensiones,trabajadas por grupos en una forma con demasiada frecuencia considerada marginal o experimental, se presentan todavía como fragmentadas. Juntos, forman un enfoque holístico coherente en el que cada parte puede considerarse a sí misma como un actor legítimo. No se trata sólo de luchar contra, sino también de proponer acciones concretas, actuales y eficaces, capaces, a través de su manifestación, de atraer el apoyo de una mayor masa de personas que se convertirán a su vez en actores del cambio. Finalmente, estos encuentros, al brindar una oportunidad para el intercambio de conocimientos y experiencias, contribuyen a fortalecer la determinación de los activistas de todas estas redes y en un contexto en el que las amenazas de los gobiernos autoritarios van en aumento, este último punto está lejos de ser superfluo.
Para lograr su objetivo, el FSMET debe adoptar un enfoque más «intercultural» que articule mejor las redes que estaban presentes esta primavera en Barcelona, para que todxs lxs que lo han visitado se sientan realmente empoderadxs.

ESS de la cultura, cultura de la ESS, la conferencia RIUESS en Marne la Vallée, profunda y alegre.
Rencontre_RIUESS_ESS

Los días 15, 16 y 17 de mayo, la Red Interuniversitaria de Economía Social y Solidaria celebró su conferencia, esta vez organizada por la Université Paris – Est Marne la Vallée. Esta fue la decimonovena edición de este evento, que reúne cada año a investigadorxs y actorxs de la ESS, este año bajo el título ESS de la cultura, cultura de la ESS. Más de 200 participantes pudieron intercambiar ideas en una universidad renovada, en muy buenas condiciones de confort y acompañados por un equipo de personal y estudiantes de la Cátedra de Economía Social y Solidaria, bajo la amable responsabilidad de Hervé Defalvard.
La conferencia inaugural estuvo a cargo de Farida Shaheed, Directora Ejecutiva del Centro de Recursos para la Mujer Shirkat Gah (Pakistán) y ex y primera Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre Derechos Culturales. Laura Aufrère, quien inició esta invitación, presentó a Farida y destacó la importancia de su trabajo para comprender las múltiples dimensiones de los derechos culturales.
Farida Shaheed, aunque dijo poco sobre lo que es la ESS, dijo en el preámbulo que el respeto de los derechos humanos es un fundamento infalible de una economía que pretende ser inclusiva. Los derechos culturales permiten el desarrollo de cosmovisiones específicas y las formas de vida resultantes. Según la definición de las Naciones Unidas, es «el derecho de toda persona a participar en la vida cultural y a beneficiarse del progreso científico y de sus aplicaciones». La cultura nunca es estática, siempre está evolucionando. Del mismo modo, ninguna comunidad puede ser referida a una sola cultura sabiendo que siempre hay una cultura dominante que el poder impone en detrimento de las llamadas culturas minoritarias, incluyendo las de las mujeres, los jóvenes, las minorías étnicas, etc. Los derechos culturales incluyen el derecho a criticar, contradecir y reformular los parámetros de la cultura dominante.
Según Farida, no se puede hablar de derechos culturales sin abordar la cuestión del género. Si bien las mujeres desempeñan un papel fundamental en la transmisión cultural, su influencia en la toma de decisiones es limitada y las reglas son poco o nada definidas por las mujeres. Se enfrentan a diferentes formas de violencia por actos tan sencillos como elegir si quieren casarse y con quién, cómo vestirse y adónde se les permite ir. Cuando violan estas reglas, promulgadas sin su consentimiento, son condenados con el pretexto de traición. Por eso es urgente cambiar el paradigma y poner a las mujeres en pie de igualdad en su papel de portavoces de lo que debe transmitirse o abandonarse de una cultura en proceso de renovación. Del mismo modo, lxs jóvenes o lxs marginadxs deben recuperar su derecho a la expresión y a la influencia.
En su presentación, Farida Shaheed también aborda la cuestión del acceso a las tecnologías y el problema de la transferencia al interés público de los resultados de las investigaciones realizadas en laboratorios públicos. También pone de relieve el peligro al que se enfrentan los artistas cuya expresión puede ser censurada porque se percibe como una amenaza para el statu quo cultural y, por lo tanto, el derecho a la expresión artística está vinculado al derecho a la reunión pacífica, la libertad de asociación, incluido el derecho a formar sindicatos, el derecho a beneficiarse de las protecciones morales y materiales relacionadas con su producción y el derecho al ocio.
También hay una demanda real de restauración de verdades históricas que han sido abusadas por la «historia oficial, especialmente para los pueblos que han sufrido la colonización». En conclusión, Farida enfatiza la importancia de respetar la diversidad utilizando la metáfora del daño causado por el monocultivo en la agroecología. La ecología humana necesita espacio y tiempo para intercambios multidimensionales.
En el plenario se anunciaron dos eventos próximos: el Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras en mayo de 2020, al que se asociará RIUESS, y el II Foro Internacional de ESS («co-construyendo reciprocidad en las relaciones Norte-Sur»), que tendrá lugar en Cartago (Túnez) del 15 al 17 de abril.
Hubieron 10 talleres o 30 participantes en dos sesiones, según 5 ejes principales: los modos de organización de la ESS en y a través de la cultura, las culturas de la ESS entre el pluralismo, el isomorfismo y los nuevos caminos, las alianzas entre la cultura y la ESS, la interculturalidad en la ESS, la minoría, la diversidad en la encrucijada de la ESS y la cultura. (las contribuciones pronto estarán disponibles en el sitio web así como en socioeco.org.)
La mesa redonda moderada por Patricia Coler (UFISC) Cultura y Territorio examinó el lugar de los acuerdos locales en la dinámica de los territorios.
Finalmente, los estudiantes habían organizado la noche de gala con proyecciones de películas y música para bailar, una noche muy alegre. La vigésima reunión está programada para los 27,28,29 de mayo 2020 en Clermont-Ferrand.

Los medios independientes hablan sobre la ESS

Los medios de comunicación independientes están cerca de la ESS, a menudo por su estatus y especialmente por los valores que defienden. Pero, ¿cómo lo abordan? He aquí una selección de artículos de los medios de comunicación independientes de los últimos tres meses. También puedes encontrarlos en el mapa de socioeco.org: Periodismo de Solucioes (los artículos se encuentran en la ciudad donde se realiza la experiencia o, en el caso de un artículo generalista, en la ciudad donde se encuentran los medios de comunicación).

Como verán, los artículos están en su idioma original, debido a la diversidad de los países europeos. En el caso del griego, para el que la revista Efsyn está especialmente presente con varios artículos por semana sobre la ESS, se incluye un resumen en inglés. Esto le permitirá percibir qué temas son cubiertos por estos medios: desarrollo sostenible, refugiados, autogestión, cooperativas, agricultura orgánica, etc. Siéntase libre de enviarnos un artículo o un sitio web para mejorar el mapa y nuestro conocimiento de la ESS. Escribir a Françoise Wautiez: fwautiez[at]socioeco.org

Foto de cobertura Reporterre L’eusko basque, première monnaie locale européenne

Francés

  • [Tribune] Monnaies locales : 10 leviers pour les développer à grande échelle, Samuel Sauvage, Tribune de Social Alter, 01/03/2019 [lire]
  • L’eusko basque, première monnaie locale européenne, Chloé Rébillard, Article de Reporterre, 27 mars 2019 [lire]
  • L’industrie sociale et solidaire : mais si, c’est possible ! (Vitamine T), Article de The Conversation, 17/04/2019 [lire]
  • Le travail collectif est un principe fondateur de l’économie solidaire Hafid Azzouzi, Article de El Watan, 8 mai 2019 [lire]
  • Changer l’entreprise avec l’économie sociale et solidaire, Jerôme Saddier, Tribune de Alternatives Economiques, 23/05/2019 [lire]

Inglés

  • Using Employee Ownership to Build a More Equitable Future for Work Melissa Hoover, Article of Non Profit Quarterly, 2019 [lire]
  • Explosion of Interest in Worker Cooperatives Drives Economic Changes, Brian Van Slyke, Article of Truthout, 24/04/2019 [lire]
  • Unions and co-ops – a new way forward for workers?, Miles Hadfield, Article of thenews.coop, 29 April 2019 [lire]

Español

  • Políticas para una economía más justa, democrática y sostenible Emma Gascó, Blog El Salto Diario, 9 de abril 2019 [lire]
  • Nace la Red de Economía Alternativa y Solidaria de Castilla-La Mancha, articulo de eldiario.es, 15/04/2019 [lire]
  • Este bloque de viviendas en Madrid demuestra que lo ecológico no es solo para ricos, Sara Acosta, articulo de eldiario.es, 14/04/2019 [lire]
  • Sobre la economía de la economía solidaria, Alfonso B. Bolado, articulo de eldiario.es, 26/04/2019 [lire]
  • Propiedad colectiva para evitar la especulación: así funcionan las cooperativas de vivienda en Uruguay, María García Arenales, articulo de eldiario.es, 19/04/2019 [lire]
  • Economía solidaria y cooperativas en Rojava, Artículo de Kaosenlared, 10 de mayo 2019 [lire]
  • Una cita mundial para fortalecer las economías transformadoras, Blog de El Salto, 29 de mayo 2019 [lire]

Catalán

  • L’habitatge cooperatiu arriba a Nou Barris per trencar esquemes Xavi Fernández de Castro, Articulo de El Mon, 26/03/2019 [lire]
  • L’Economia Solidària, un repte per assolir als Instituts de Secundària
    Blog de Pam a Pam, 1/04/2019 [lire]
  • Erika Licón: “Els procesos d’aprenentatge de l’Economia Social i Solidària és donen en l’acció”, Jordi de Miguel, Articulo de El Critic, 13/05/2019 [lire]

Portugués

  • Sem terra colhem 16 mil toneladas de arroz orgânico, Gilson Camargo, Articulo de Extra Classe, março 2019 [lire]

Griego

  • Συμμετοχικός σχεδιασμός (Participatory planning), Aphrodite Tziantzi, Article of EFSYN, 13/05/2019 [lire]
  • «Το κοινωνικό κράτος πρέπει να το διασφαλίζουν οι κυβερνήσεις» (« The welfare state must be guaranteed by governments »), Michael Angelos Konstantopoulos, Article of EFSYN, 08/04/2019 [lire]
  • Είναι χρήσιμο να είμαστε όλοι… Κ.ΑΛ.Ο.μαθημένοι! (It is helpful to be all … SSE), Ioanna Sotirchou, Article of EFSYN, 08/04/2019 [lire]
  • Η κοινωνική οικονομία πάνω από τις πολιτικές διαφωνίες (Social economy beypnd political disagreements), Michael Angelos Konstantopoulos, Article of EFSYN, 01/04/2019 [lire]
  • Ο κόσμος της αλληλεγγύης συναντήθηκε στη Γεωπονική (The world of solidarity meets agriculture), Aphrodite Tziantzin Article of EFSYN, 18/03/2019 [lire]
  • Οργάνωση «από τα κάτω» σε καιρό κρίσης (Organization « from the bottom » in a time of crisis), Ioanna Sotirchou, Article of EFSYN, 18/03/2019 [lire]
  • Το όραμα ενός αστέγου για ένα βιβλιοπωλείο και η αλληλεγγύη του κόσμου (The vision of a homeless for a bookstore and the solidarity of the world), Ioanna Sotirchou, Article of EFSYN, 04/03/2019 [lire]
  • Συμπόσιο για την Κοινωνία Πολιτών και την Κ.ΑΛ.Ο. (Symposium on Civil Society and SSE), Ioanna Sotirchou, Article of EFSYN, 04/03/2019 [lire]
Recursos de junio 2019 (en colaboración con socioeco.org)

Como parte del centenario de la creación de la OIT, decidimos mostrar qué documentos de esta organización relacionados con la ESS estaban referenciados en socioeco.org.

Podemos identificar 6 tipos principales de documentos. A continuación presentamos algunos ejemplos de cada uno de ellos en diferentes idiomas y los invito a echar un vistazo a la página de la OIT en socioeco.org:

Los documentos de trabajo sobre ESS de la OIT

Las lecturas propuestas de la Academia de la ESS de la OIT

Cada año -la décima edición se celebra en este momento- la OIT organiza una Academia sobre Economía Social y Solidaria: Está dirigida a los responsables de la promoción de la ESS en todo el mundo, incluidos lxs responsables de la formulación de políticas, las personas de terreno, lxs investigadorxs y lxs representantes de las organizaciones de trabajadorxs y de empleadorxs. Por ejemplo:

Una serie radio sobre ESS

Una serie Políticas Públicas a favor de la ESS

Las Cooperativas

Iillustrada por The Story of the ILO’s Promotion of Cooperatives Recommendation, 2002 (No.193) A review of the process of making ILO Recommendation No. 193, its implementation and its impact (en inglés) véase la recomendacion original aqui), encontrará 5 subsecciones para las cooperativas :

1. Legislaciones  sobre cooperativas:

2. El papel de las cooperativas

3. Contribución de las cooperativas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (12 hasta ahora)

4. Herramientas pedagógicas :

5. Temas tratados por las cooperativas: migrantes, cuidado de niños, economía informal, agricultura, empleo juvenil, gestión de residuos, relaciones con los sindicatos, energía limpia, finanzas, etc.

Buena lectura !

Publicación: Our Commons. Political ideas for a New Europe

Our Commons, de Sophie Bloemen y Thomas de Groot, presenta reflexiones sobre el encierro (enclosure) del conocimiento y la monopolización de la esfera digital, historias sobre cooperativas de energía renovable e iniciativas comunitarias sobre residuos de alimentos y ruegos urgentes de ver la ciudad como un bien común y de tratar la salud como un bien común. Publicado por el Institute of Network Cultures, el libro se publica por primera vez en línea como un libro electrónico, gratuito para que todos lo descarguen y compartan y como un PDF imprimible. El libro también estará disponible en una amplia variedad de plataformas de impresión bajo demanda.

Ir a la barra de herramientas