Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
618
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
AG2019
Asamblea General
Boletin
Campaña
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Miembros
Políticas públicas
Políticas Públicas
recursos
Recursos
UniverSSE2017
Encuentro sobre impacto social, 28 de noviembre 2019, en Villeneuve d’Ascq, Francia

El impacto social más allá de las cifras
Los socios del proyecto europeo VISES están organizando sus terceras reuniones de impacto social: «Impacto social más allá de las cifras».
Este evento tendrá lugar el jueves 28 de noviembre de 2019 de 9:30 am a 2 pm en Villeneuve d´Ascq, Francia.

Después de 4 años de investigación-acción, los socios del proyecto europeo VISES dan a conocer sus resultados. Empresas de prueba, centros de investigación, federaciones de empresas de la economía social y solidaria de Francia y Bélgica les explicarán lo que han aportado al proyecto VISES y cómo les ha sido útil. TIESS (Territoires Innovants en Economie Sociale et Solidaire – Centre de transfert Québécois en innovation sociale) también estará presente y compartirá con nosotros su visión de la evaluación del impacto social, con la idea de abrir la reflexión sobre una visión común del impacto social, más allá de las fronteras.
Para más información sobre el proyecto Vises, no dude en visitar la página web: http://www.projetvisesproject.eu/

Para inscribirse o para obtener más información, póngase en contacto con Apes – Olivia Ruel-Mailfert: oliviamailfert@apes-hdf.org

El FSMET se celebrará del 25 al 28 de junio de 2020 en Barcelona

El Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras se celebrará del 25 al 28 de junio de 2020 en Barcelona. Así lo han decidido los integrantes de la confluencia local de Barcelona, anfitriona del evento y que está integrada por un grupo de activistas de diferentes sectores de las economías transformadoras (economías feministas, soberanía alimentaria y agroecología, procomunes y economía social y solidaria, comercio justo y finanzas éticas, entre otros).

La fecha se escogió teniendo en cuenta los calendarios de eventos internacionales en los que participan las diferentes redes que forman parte del Comité Coordinador que impulsa el proceso a nivel internacional, buscando que estas actividades no se solaparan con otras, con la finalidad de favorecer la participación del mayor número de personas posible. 

Con un calendario de nueve meses, los integrantes de la confluencia de Barcelona y los del Comité Coordinador ya se están organizando en diferentes comisiones de trabajo para asumir tareas como la logística, los contenidos del Foro, la comunicación o la acogida de los participantes internacionales que vendrán a Barcelona para participar en el encuentro.

Se busca que el FSMET sea una cita diversa donde haya una amplia representación de los cinco continentes y el máximo de colectivos posibles, como pueden ser, entre otros, campesinos, indígenas, LGTBI, movimientos feministas, juveniles, espirituales, de okupas, del mundo de la educación, de la economía digital, del periodismo alternativo o del mundo laboral como sindicatos y uniones de trabajadores. 

La idea será dar a conocer los proyectos de economías transformadoras que ya existen y que son la demostración que hay otra vía al modelo capitalista. Además, el encuentro busca construir puentes entre entidades, organizaciones o redes de alrededor del planeta . 

También se persigue que sea un espacio útil de interconexión y confluencia entre los diferentes movimientos de las economías transformadoras, donde se concrete una agenda mundial común con el compromiso de los colectivos y acuerdos específicos que aseguren la continuidad del movimiento después del proceso de confluencia.

Para alcanzar estos retos, el FSMET incluirá una programación basada en distintos itinerarios con actividades como talleres, charlas, programación cultural, espacios para la creatividad, la participación virtual o áreas infantiles, entre otros.

Para seguir las noticias del Foro, cómo inscribirse, espacios de participación virtual, eventos de convergencia local, videos, ver https://transformadora.org/es

Para saber más sobre el encuentro de julio pasado y la composición del nuevo Comité de Coordinación del evento, véase https://transformadora.org/es/node/241

Marchas mundiales por la Paz 2019-2020 desde India y Senegal

El 2 de octubre de 2019 – el 150 aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi, una marcha mundial de un año por la justicia y la paz, llamada Jai Jagat 2020, comenzará desde Nueva Delhi hasta Ginebra. A través de 10 países con capacitación en no violencia y eventos sobre temas clave de justicia a lo largo del camino, y uniéndose a marchas separadas que comienzan en varios países de Europa y el noroeste de África, así como delegados de todo el mundo, lo.as participantes serán bienvenidos y acogidos por la ciudad y el cantón de Ginebra durante una semana (del 26 de septiembre al 2 de octubre de 2020) de talleres, reuniones de promoción y eventos culturales.

Esta iniciativa insta a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) en un diálogo con las agencias de la ONU en Ginebra. Cuatro Pilares de Incidencia relacionados con los ODS están en el centro de la campaña del Jai Jagat. Estos son: erradicación de la pobreza, inclusión social, justicia climática y resolución no violenta de conflictos.

Los comités locales a lo largo de la ruta organizarán eventos diarios, y habrá entrenamientos diarios de no violencia, haciendo de esto una práctica de no violencia de un año de duración. En algunos países se incluirán en la marcha nuevas familias y nuevos individuos con diferentes historias.

La llegada de la gran marcha de Jai Jagat con el mensaje de Gandhi y la voz de los sin voz es la ocasión perfecta, a través de un diálogo no violento, para promover varias soluciones para un mundo que funcione para todos. Para dar la bienvenida a la marcha, se lanzará un festival/foro de cambio, combinando, según la visión de Gandhi, la transformación individual con el cambio colectivo. Una contribución innovadora al papel clave de Ginebra en el éxito del Programa 2030 de las Naciones Unidas.

La caravana para que viva la Tierra

La caravana POUR QUE VIVE LA TERRE ofrece a su público un lugar de encuentro para la difusión y el intercambio de acciones que traen esperanza.

En la agricultura, la ecología, la política, la economía, las soluciones alternativas sociales y culturales existen. La caravana crea un espacio para compartir para que estas soluciones puedan crecer a través del compromiso de todxs. Se realiza en promedio una semana en cada lugar para ofrecer conferencias, proyecciones, espectáculos, fiestas y talleres. Pensamos en ello, lo aprendemos, nos entrenamos, lo celebramos.

¿POR QUÉ?

Ante la actual crisis económica, social y medioambiental, muchos individuos buscan un cambio profundo en la forma en que vivimos nuestras sociedades. Pero muchos se sienten impotentes. ¿Qué puedo hacer al respecto?

Vectores de transformaciones positivas, portadores de esperanza, las diversas alternativas en marcha ya están determinando el advenimiento de un mundo mejor donde los valores humanos de solidaridad, sobriedad y respeto por la naturaleza estarán en el centro de nuestros proyectos y de nuestras empresas.

La caravana está asociada a la marcha Delhi-Ginebra Jai Jagat 2020, organizada por Ekta Parishad, que llegará a Ginebra en octubre de 2020.

Con la ESS, marchar para el clima

Este mes de septiembre se está caracterizando por las protestas climáticas en todo el mundo, en particular las que vieron la movilización de jóvenes que, con razón, están preocupados por el deterioro de las condiciones de vida en el planeta. Para nosotros, uno de los ejes fundamentales de la economía solidaria es la vigilancia ecológica, que cuestiona el sentido de la producción y el consumo en relación con la estrecha relación que debe buscarse entre estos dos polos. Es la raíz de la agroecología, que trabaja por la calidad de los alimentos, la preservación de la tierra y la de sus habitantes. Pero en todas las áreas de la actividad humana, es urgente repensar los objetivos y los medios que la sustentan, y ser creativos y proactivos en la búsqueda de soluciones.

Como ya hemos anunciado, el objetivo central del Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras (FSMET) es precisamente organizar la convergencia de las organizaciones que se han fijado el objetivo esencial de resistir los efectos nocivos de un sistema político y económico globalizado que amenaza los equilibrios vitales del planeta. El proceso iniciado por la primera reunión preparatoria en abril de 2019 está en curso y debería reflejarse en cada país. Es el caso de Francia, por ejemplo, con el Foro Regional de la Economía Social y Solidaria. Siéntase libre de compartir sus propias iniciativas con nosotros. Ya tenemois las fechas del FSMET que tendrá lugar del 25 al 28 de junio en Barcelona. Movilicémonos para que una conciencia fundamental genere propuestas que transformen significativamente el imaginario y pongan en marcha una economía al servicio de las personas y respetuosa con el planeta. Comunicaremos regularmente sobre el proceso invitándole regularmente a participar en los diferentes pasos.

La Asamblea General de Lyon ha permitido que nuevos miembros se unan a nosotros y esto es positivo porque las emergencias sociales y climáticas se están acumulando y exigen más que nunca que ampliemos el círculo de personas de buena voluntad.

Como conclusión de este breve editorial, cabe señalar que en octubre se iniciarán dos marchas por la Paz, una de Jay Jagat de Nueva Delhi en octubre y la otra «La caravane pour que vive la terre» de Senegal en enero. Se reunirán en Ginebra el 25 de septiembre de 2020.

Los medios independientes hablan sobre la ESS
septiembre 20, 2019
0

Los medios de comunicación independientes están cerca de la ESS, a menudo por su estatus y especialmente por los valores que defienden. Pero, ¿cómo lo abordan? He aquí una selección de artículos de los medios de comunicación independientes de los últimos tres meses. También puedes encontrarlos en el mapa de socioeco.org: Periodismo de Solucioes (los artículos se encuentran en la ciudad donde se realiza la experiencia o, en el caso de un artículo generalista, en la ciudad donde se encuentran los medios de comunicación).

Como verán, los artículos están en su idioma original, debido a la diversidad de los países europeos. En el caso del griego, para el que la revista Efsyn está especialmente presente con varios artículos por semana sobre la ESS, se incluye un resumen en inglés. Esto le permitirá percibir qué temas son cubiertos por estos medios: desarrollo sostenible, refugiados, autogestión, cooperativas, agricultura orgánica, etc. Siéntase libre de enviarnos un artículo o un sitio web para mejorar el mapa y nuestro conocimiento de la ESS. Escribir a Françoise Wautiez: fwautiez[at]socioeco.org

Foto de cobertura de El Salto Diario,13/08/2019

Français

En Grèce, dans une usine autogérée, le travail devient un « lieu de solidarité et de liberté », Andrea Fuori, Raphaël Goument
Article de BastaMag, 8 juillet 2019 [lire]

Interview de Vincent Liegey sur la coopérative sociale décroissante Cargonomia
Article de Mediapart, 18 juillet 2019 [lire]

L’écoféminisme, contre toutes les formes d’oppression
numéro 16 – Printemps 2018 de la revue Les Possibles d’ATTAC sur « Le(s) féminisme(s) aujourd’hui ». [lire]

Español

Alternativas Economicas n°71: Las cooperativas de cohousing
Mariana Vilnitzky, 2019 [lire]

Enseña el corazon. Haz auditoría social
Articulo de el salto diario, 07/06/2019 [lire]

¿Montamos una cooperativa de plataforma? Patricia Bolinches
Artículo de El Salto,18/05/2019 [lire]

Supermercados cooperativos: gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias, José Luis Fernández Casadevante
articulo de eldiario.es, 24/06/2019 [lire]

De paseo por comunidades cuidadoras, Edith Pérez Alonso, Daniel García Blanco
Blog de El Salto, 11 de julio 2019 [lire]

Susana Martín: « La moneda social es un instrumento de política pública »
Genoveva López Morales
Blog de El Salto, 13 de julio 2019 [lire]

¿Por qué Barcelona acogerá el Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras? Núria Segura Insa
Blog de El Salto, 05 de agosto 2019 [lire]

‘Cohousing’, un modelo que se abre camino, Mariana Vlnitzky
articulo de eldiario.es, 01/06/2019 [lire]

Alternativas de energía ciudadana contra el cambio climático, Jordi Ibañez
Blog de El Salto, 13 de agosto 2019 [lire]

Emergencia climática, respuestas y alternativas de la Economía Social y Solidaria
Articulo de el salto diario, 19/09/2019 [lire]

English

Opening Event of the Shonai Renewable Energy Power
Article of Seikatsu Club.coop, 31/05/2019, [lire]

Is fair trade finished? Samanth Subramanian
Article of The Guardian, 23 of July 2019 [lire]

Trickle-up economics, Ted Howard
Article of Prospect, July 13, 2019 [lire]

Greek

«Ρεστία»: το βουβό κύμα της επιτυχίας (Fighting ocean pollution)
Ioanna Sotirchou
Article of EFSYN, 10/06/2019 [lire]

Η Κ.ΑΛ.Ο. στην Ελλάδα: μικρά βήματα, μεγάλος δρόμος (SSE in Greece: small steps, a long road ahead), Cristina Pantzou
Article of EFSYN, 03/06/2019 [lire]

Τήλος συνεργατική, πολυπολιτισμική και ενεργειακά αυτόνομη (Tilos collaborative, multicultural and energy-independent), Ioanna Sotirchou
Article of EFSYN, 24/06/2019 [lire]

Υπηρεσίες στα χέρια δήμων και πολιτών (Services in the hands of municipalities and citizens), Cristina Pantzou
Article of EFSYN, 20/05/2019 [lire]

Κινήματα πόλης κατά των ιδιωτικοποιήσεων (Urban movements against privatisation=, Ioanna Sotirchou, Aphrodite Tziantzi
Article of EFSYN, 20/05/2019 [lire]

Γαστροτουρισμός και γυναικείοι συνεταιρισμοί (Gastronomic tourism and women’s cooperatives), Michael Angelos Konstantopoulos
Article of EFSYN, 29/07/2019 [lire]

Φυσική δόμηση, καλλιέργειες και εναλλακτική μάθηση (Natural construction, agriculture and alternative learning), Aphrodite Tziantzi
Article of EFSYN, 22/07/2019 [lire]

Η «Παλαιοβράχα» δίνει το παράδειγμα (« Paleovracha » gives the example)
Lena Kyriakidi
Article of EFSYN, 22/07/2019 [lire]

Αγροτικοί συνεταιρισμοί: η μόνη λύση για τον πρωτογενή τομέα (Rural cooperatives: the only solution for the primary sector), Michael Angelos Konstantopoulos
Article of EFSYN, 05/08/2019 [lire]

Italiano

Il tempo del consumo critico, Francesco Gesualdi
articolo de Comune.info, 7 luglio 2019 [lire]

Catalá

Euclides André Mance, filòsof i teòric de l’economia solidària « L’economia solidària ha de desenvolupar una estratègia global per afrontar el totalitarisme capitalista », Ivan Miró
Artículo La Directa, 9 juliol 2019 [lire]

Cuidem Lluçanès: combatre l’atur femení però també dignificar el sector de les cures, Josep Comajoan
Articulo de Setembre, 30/07/2019 [lire]

«Estem recuperant una altra manera de viure i de treballar la terra»
Núria Farrés
Articulo de Setembre, 11/07/2019 [lire] (

«Som una cooperativa d’acompanyants, però som moltes: les famílies, els infants i el poble», Núria Farrés
Articulo de Setembre, 16/05/2019 [lire]

Mengem Osona, la sobirania alimentària al servei de productors i consumidors, Josep Comajoan
Articulo de Setembre, 11/07/2019 [lire]

«Vam muntar una botigueta en un poble petit on no hi havia cap servei»
Núria Farrés
Articulo de Setembre, 11/07/2019 [lire]

Recurso: informe Comercio Justo Polska 2018
septiembre 20, 2019
0

Introducción al informe por Andrzej Żwawa, CEO de la Foundation of the “Fair Trade Coalition” – Fairtrade Polska

El informe es un resumen de las actividades de la Fair Trade Coalition Foundation – Fairtrade Polska en 2018. Este fue un período interesante para el desarrollo del mercado de comercio justo en Polonia. Los estantes de la tienda estaban llenos de muchos productos nuevos de Comercio Justo, como helados, productos de chocolate y dulces navideños. Nuevas marcas de café y té están disponibles y ha habido un aumento en las ventas de ropa de algodón certificada Fairtrade. Esto se ha traducido en un aumento global de las ventas de productos de comercio justo en el mercado polaco de más del 50%. Como muestra un estudio realizado por la Universidad de los BMS en Wrocław, el nivel de reconocimiento de la marca Fairtrade por parte de los consumidores ha aumentado del 28% en 2015 al 34% en 2018. Esto significa que una de cada tres personas en Polonia reconoce la etiqueta de Comercio Justo Fairtrade en el envase del producto. Así que hay muchas razones para ser feliz.

Al mismo tiempo, los agricultores del Sur se enfrentan a muchos desafíos. Las enfermedades de las plantas, las sequías, los incendios y otros efectos del cambio climático están causando estragos en los cultivos. Los traders aprovechan su ventaja para ejercer una presión constante sobre los agricultores, obligándoles a menudo a vender sus productos a precios inferiores a los costes de producción. En julio de 2018, los precios del café en Nueva York, sin contar las fluctuaciones, cayeron por debajo de los 2 dólares por kilogramo, alcanzando su nivel más bajo en más de un decenio. Las comunidades agrícolas de Ghana y Côte d’Ivoire están envejeciendo porque los jóvenes no ven futuro en el campo y deciden emigrar a las ciudades, cayendo de la sartén al fuego y terminando en barrios marginales en crecimiento.

Emergencia climática, respuestas y alternativas de la Economía Social y Solidaria
septiembre 20, 2019
0
Foto Blog El Salto Diario

Blog del Salto Diario, 19/09/2019, por Comisión de Ecología de la red de economía solidaria de Cataluña (XES)

Con la Huelga por el Clima del 27S y la semana de acciones previstas para la semana previa en el horizonte, reflexionamos sobre el papel de la Economía Solidaria en estas movilizaciones y su capacidad para contribuir a transitar hacia sociedades post-carbono más sostenibles y solidarias.

Nos quedan 11 años (solamente) para alcanzar el límite admisible de temperatura global del planeta, y una vez superado nos llevará a un cambio en el clima de la Tierra, irreversible y sin precedentes, que supondrá una amenaza para las generaciones futuras. Así de contundente fue el mensaje de emergencia la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras su 73ª Reunión de Alto Nivel sobre el Clima y Desarrollo Sostenible el pasado mes de marzo.

Los cálculos realizados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) señalan que un incremento de 1,5ºC respecto a los niveles anteriores a la industrialización podría ser asumible con medidas de mitigación, adaptación y resiliencia. Éste fue el aumento de la temperatura global que estableció como límite la ONU en la Convención sobre el Cambio Climático que tuvo lugar en Paris en 2015, una línea roja que no se debe cruzar de ningún modo. En cambio, si la temperatura subiese más de 1,5ºC (como se prevé) nos encontraríamos ante situaciones catastróficas; como sequías más severas y frecuentes, inundaciones, olas de calor extremo, cultivos destrozados…, lo que provocaría consecuencias nefastas para la biodiversidad y para la humanidad.

Los impactos que ha generado el cambio climático, son directos e indirectos, y relacionados con la actividad humana, según la evidencia científica. Los ecosistemas naturales están íntimamente interrelacionados con esa actividad.

Ante esto, diversos Estados y Administraciones de todo el mundo han declarado la Emergencia Climática, un total de unas 800, cifra en continuo crecimiento desde que la ciudad de Darebin, Australia, declarase en 2016 por primera vez este estado de Emergencia Climática.

De manera pareja a estos pronunciamientos institucionales, diversos movimientos sociales y ecologistas, sindicatos, Administraciones y, cómo no, también la Economía Social y Solidaria (ESS) están articulándose y movilizándose para lograr acciones de impacto que contribuyan al cambio de paradigma necesario para hacer frente a esta emergencia. La convocatoria de Huelga contra el Cambio Climático del 27 de septiembre y las movilizaciones previstas para la semana del 20 al 27 son muestra de ello, y son múltiples los movimientos y organizaciones que están trabajando para que dichas convocatorias sean un éxito.

¿Pero qué supone declarar el estado de Emergencia Climática? ¿Acaso esa alerta que están poniendo en la agenda pública los movimientos sociales y ecologistas del mundo tiene la misma estrategia para acabar con el cambio climático? ¿Es posible promover la paz, la prosperidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en un mundo globalmente capitalista, basado en un crecimiento económico lineal, que no tiene en cuenta los límites del planeta? ¿Promueven los Objetivos de Desarrollo Sostenible realmente una Economía Social, justa, equitativa y democráticamente radical en todo el mundo?

Una ESS para la transición ecosocial

Ante a todas estas preguntas, las entidades que promueven la ecología dentro de la Economía Social y Solidaria tienen sus propuestas. La ESS forma parte del conjunto de economías transformadoras que se erigen como modelo económico alternativo al modelo capitalista imperante y que priorizan el bienestar de las personas y su entorno. Son, por tanto, las más idóneas para proporcionar una solución efectiva que reduzca los impactos socioambientales que nuestra sociedad ha generado y que han desembocado en la situación de emergencia climática actual.

La ESS comprende una gran variedad de iniciativas que desarrollan una actividad económica desde una base colectiva con una clara voluntad de contribuir a la transformación de nuestra sociedad, integrando para ello criterios sociales y ambientales en sus valores, su organización y sus actividades.

Dentro de la ESS encontramos fórmulas tan diversas como cooperativas, fundaciones e incluso asociaciones, que incorporan cierto nivel de profesionalización. Así pues, el vínculo con los movimientos sociales de base es muy estrecho, hasta el punto que algunas iniciativas surgen de la mano de personas vinculadas a dichos movimientos, que deciden dar un paso más para la implementación de sus reivindicaciones sociales y medioambientales, realizando proyectos o servicios relacionados con dichas demandas o, sencillamente, desarrollando una actividad económica con un enfoque más sostenible.

La ESS es una práctica económica que se desarrolla en diversos sectores de la economía, tales como: la comunicación, energía, movilidad, agroecología, alimentación, consumo etc. Muchas de estas iniciativas son claros ejemplos de éxito, como la cooperativa de consumo de energías renovables, Som Energia, cuya labor contribuye a la lucha contra el cambio climático. Surgida del ámbito universitario y estrechamente vinculada a movimientos sociales ha alcanzado los 60.270 socios. Se trata de una experiencia que, además, hace posible el empoderamiento de las personas para poder consumir fuentes de energía renovables y participar incluso en la propia generación de energía, ya sea en instalaciones colectivas o como prosumidor.

La ESS constituye, por tanto, una oportunidad para construir modelos socioeconómicos que contribuyan a transitar a la sociedad postcarbono a la que nos dirigimos. Pero puede haber muchas sociedades pos-carbono y diversas transiciones para llegar a ellas. Necesitamos que esta transición ecológica sea una oportunidad para construir sociedades más justas, equitativas y democráticas. Y este proceso de transición debe ser rápido, pues tenemos poco tiempo, y si no lo lidera la Economía Social y Solidaria y otras alternativas, lo harán las grandes corporaciones.

Pero ¿está la Economía Social y Solidaria preparada? Es importante que el tejido de la ESS se haga esa pregunta, y vea las transiciones como una gran oportunidad para acelerar y hacer crecer estas alternativas que vienen cultivándose desde hace años. Porque si no conseguimos construir este espacio necesario desde la ESS, nos podemos encontrar con escenarios no deseables, cada vez más desiguales y con un crecimiento de los ecofascismos.

Retos en el horizonte

Tenemos varios retos para fortalecer la ESS delante la situación de Emergencia Climática. Necesitamos hacer de la transición ecológica el eje vertebrador de nuestras estrategias de impulso y fortalecimiento de la ESS, lo que conlleva, por ejemplo, priorizar los sectores estratégicos para la transición.

Por otra parte, debemos orientar la ESS a su crecimiento, para poder generar alternativas amplias y replicables que puedan competir con las grandes corporaciones. Así mismo, hemos de incidir en el modelo educativo y cultural, que promueve el individualismo, fomentando en su lugar la cooperación y la solidaridad, y profundizar en los vínculos y alianzas que pueden tejerse entre las iniciativas económicas transformadoras y los movimientos sociales que luchan por derechos sociales, el medio ambiente y la emergencia climática.

Pero, además de las acciones de transformación del día a día que aportamos desde la ESS en pos de la descarbonización de nuestras vidas y actividades, el gran reto es extrapolar estos modelos de funcionamiento más ecológicos y democráticos al resto de la sociedad. Y hemos de empezar por las propias entidades sociales, cooperativas y empresas de la ESS, que tienen aún como asignatura pendiente incorporar en su funcionamiento una visión más ecológica y respetuosa con el medio ambiente. Este es, de hecho, uno de los objetivos para los que nació la Comisión de Ecología de la XES (Xarxa d’Economia Solidaria de Catalunya): “fortalecer la dimensión ecológica de la Economía Social y Solidaria”.

Hay un largo camino a recorrer con el conjunto del universo de la ESS y los movimientos por el clima, y que como apuntamos ha de extenderse a toda la sociedad, dada la urgencia del problema y la necesidad de dar respuestas en corto plazo a la emergencia climática.

En este proceso, serán clave las próximas convocatorias de movilización por la justicia climática para infundir conciencia y generar el cambio de paradigma necesario para transitar a una sociedad y economía descarbonizada. En éstas movilizaciones, vamos a confluir entidades y personas diversas, y las entidades de la Economía Social y Solidaria debemos jugar un papel clave como motor de este cambio de paradigma global.

Por ello, asumimos como nuestra la declaración de Emergencia Climática, y hacemos un llamado a la movilización activa y a la participación masiva en la Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre, así como en las actividades de esta Primera Ola de movilizaciones, previstas desde el 20 de septiembre.

Porque, la Economía Social y Solidaria será sostenible y justa o no será.
Porque, sólo desde una apuesta firme y clara por una economía descarbonizada veremos el mundo en que queremos vivir.
¡Nos encontramos en la Ola!

Solidaridad con Riace
septiembre 20, 2019
0

Artöculo de Elisabeth Voß, NETZ für Selbstverwaltung und Kooperation Berlin-Brandenburg e.V.

Mural de Carlos Atoche en la pared de la (antigua) escuela del pueblo. Foto de Elisabeth Voss.

Al igual que muchos pueblos de montaña del sur de Italia, Riace, en la costa este de Calabria, también se ve afectada por la emigración. Desde 1998, los refugiados han sido acogidos allí, pueden vivir en la aldea y trabajar junto con la población local en pequeños proyectos. La vida volvió a la aldea, había trabajo y una modesta prosperidad, y la escuela pudo reabrir sus puertas. Para los refugiados, la acogida solidaria era una alternativa al alojamiento en los inhumanos campos masivos, donde la mafia también gana bien a menudo. Riace y su alcalde Domenico «Mimmo» Lucano eran conocidos en todo el mundo y fueron galardonados con numerosos premios.

Hace dos años, sin embargo, el pago de las subvenciones del programa SPRAR (Sistema di Protezione per Richiedenti Asilo e Rifugiati) fue detenido, en octubre de 2018 Domenico Lucano fue arrestado, puesto bajo arresto domiciliario y luego expulsado de Riace. Los proyectos de acogida fueron cerrados. Domenico Lucano y otros 30 residentes fueron acusados de promover la inmigración ilegal. En mayo de 2019, Antonio Trifoli, un candidato apoyado por la Liga, ganó la elección de alcalde, pero actualmente está siendo sometido a un juicio político. El 5 de septiembre de 2019 – un día después de que Salvini dejara de ser Ministro del Interior – Lucano pudo volver a entrar en su pueblo.

Festival cultural de la fundación «È stato il vento», principios de agosto de 2019.
Foto de Valeria Fioranti.

Hay repetidas protestas contra estos ataques contra la humanidad y la solidaridad. Una fundación «È stato il vento» (Fue el viento) fue establecido. Apoya a los refugiados que quedan en Riace y quiere «crear y asegurar una economía local basada en los criterios de solidaridad, emancipación y solidaridad. respeto por el medio ambiente». La fundación está renovando pisos para un nuevo turismo solidario y está preparar la reapertura de los talleres.

La Asamblea General de RIPESS en Lyon en junio de 2019 decidió apoyar a Riace. Si tiene alguna pregunta o sugerencia, póngase en contacto con Elisabeth Voß del nuevo miembro de RIPESS, NETZ für Selbstverwaltung und Selbstorganisation» (NETZ para el autogobierno y la autoorganización), o directamente con la Fundación.

Más información sobre la fundación: https://estatoilvento.it/ Elisabeth Voß recoge información sobre Riace aquí (en alemán): www.riace.solioeko.de

x

x

x

x

x

x

x

Recursos de septiembre 2019 (en colaboración con socioeco.org)
septiembre 19, 2019
0

Los efectos potencialmente desastrosos del calentamiento global nos obligan a cada uno de nosotros a hacernos preguntas sobre los impactos de nuestra forma de vida y el modelo económico que queremos ver implementado. ¿Qué documentos se pueden encontrar en la palabra clave «calentamiento climætico» en socioeco.org? Como verán, la alerta se dio hace mucho tiempo.

¿Cuál es el papel de la ESS en la transición ecológica?

Pour une transition sociale-écologique. Quelle solidarité face aux défis environnementaux ? Eloi Laurent, Philippe Pochet, Editions Les Petits Matins, Paris, France, novembre 2015

Petit Traité de résilience locale, Hugo Carton, Pablo Servigne, Agnès Sinaï, Raphaël Stevens, Editions Charles Léopold Mayer (ECLM), Paris, France, septembre 2015

Commerce équitable et justice climatique. Les Carnets de la Plateforme pour le Commerce equitable, avril 2010

La grande transition : maintenir le cap sur le changement social, économique et écologique en périodes de turbulence, Michael Lewis, Patrick Conaty, octobre 2009

The Great Transition: Navigating Social, Economic, Ecological Change in Turbulent Times, Michael Lewis, Patrick Conaty, October 2009

Europe in transition. Local communities leading the way to a low-carbon society. Eamon O’Hara, June 2013

Sharing for Survival. Restoring the Climate, the Commons and Society, Brian Davey, FEASTA, Ireland, April 2012

The Transition Companion Making Your Community More Resilient in Uncertain Times, Rob Hopkins, October 2011

Prácticas agrícolas, alimentación y cambio climático

Les petits agriculteurs et l’agriculture à petite échelle refroidissent la planète, 2009, La Via Campesina

Video : L’agriculture biologique au Burkina Faso – La meilleure réponse aux effets du changement climatique, Anne Schiltz, December 2013

Alimentos y cambio climático: el eslabón olvidado, septiembre 2011, GRAIN

Cocinando el Planeta : Hechos, cifras y propuestas sobre cambio climatico y sistema alimentario global, Virginia Martínez, Ferrán García Edicion, octubre 2009 GRAIN

Eat the Sky: The Climate Crisis at the End of Your Fork., Anna Lappé, October 2008, NEI

Fifty Million Farmers, Twenty-Sixth Annual E. F. Schumacher Lectures October 2006, Richard Heinberg, 2006

Economías transformadoras para combatir el calentamiento global

GUÍA La Nueva Economía como herramienta frente al cambio climático en las ciudades Diego Isabel La Moneda, Daniel Toro González, julio 2018

La importancia de las políticas públicas

La contratacion publica sostenible, clave para alcanzar los compromisos del acuerdo de Paris, Articulo de ICLEI, 02/09/2016, septiembre 2016

Posicionamientos

Posicionamiento político de organizaciones sociales de América Latina y el Caribe hacia la COP 21, diciembre 2015

La CLOC/Vía Campesina ante Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, marzo 2011

La Agricultura Apoyada por la Comunidad y el cambio climático
septiembre 19, 2019
0

¿Cómo contribuye la Economía Social y Solidaria (ESS) a la lucha contra el cambio climático? Judith Hitchman, Presidenta de Urgenci, explica el papel de la Agricultura Apoyada por la Comunidad y sus beneficios para mitigar nuestro impacto en el clima.

Escrito por Judith Hitchman, Presidenta de Urgenci

El cambio climático, o crisis climática, como ahora se le llama más correctamente, es el elefante en la habitación. Todo el mundo sabe que está ahí, y está actuando como si fuera invisible. Sin embargo, es la amenaza más mortal para la humanidad y la vida en la tierra. Este mes de septiembre se celebrarán varios eventos mundiales clave, desde la Cumbre sobre la Acción Climática hasta la Huelga Mundial por el Clima del 20 al 27 de septiembre.

Lamentablemente, cuando se trabaja a fondo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a nivel de las Naciones Unidas, una se da cuenta rápidamente de que están construidos sobre un modelo de crecimiento inherente que continúa explotando más reservas planetarias y combustibles fósiles de los que nuestro planeta o el clima pueden soportar. Y que los indicadores que existen no pueden ser cambiados. Pero eso no debe impedirnos actuar sobre el terreno, así lo espero.

Sin embargo, aunque probablemente hayamos llegado al punto de inflexión en el que el daño a nuestro clima se ha vuelto irreversible, todavía podemos hacer mucho para mitigar los impactos. Y, de hecho, debemos abordar las cuestiones con la mayor urgencia posible, con marcos jurídicos a nivel estatal y de las autoridades locales. Poner la responsabilidad en los consumidores individuales no es más que un parche sobre la hemorragia de un cambio climático desbocado.

Por lo tanto, veamos algunos de los aspectos en los que podría ser posible hacer pequeños pero significativos impactos para mitigar los problemas candentes. Y están ardiendo ahora mismo, desde el Amazonas hasta el Ártico….

Los beneficios de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA)

La agricultura campesina, la agricultura familiar a pequeña escala, la pesca artesanal y la práctica indígena se combinan en la agroecología para proporcionarnos una ciencia, una práctica y un movimiento social que incluye la economía solidaria. Esto ha sido reconocido por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en los 10 Elementos de la Agroecología. Y las cadenas alimentarias cortas/directas, especialmente la agricultura apoyada por la comunidad, pueden ocupar un lugar destacado en la lista de vínculos entre los productores y los consumidores para construir sistemas alimentarios territoriales sostenibles. El modelo de la Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA) funciona sobre la base de un tándem de relaciones directas de solidaridad locales entre productores y consumidores, y tiene el concepto de riesgos y beneficios compartidos en el centro del concepto.

¿Cómo beneficia la CSA al clima? En primer lugar, la práctica agroecológica implica no utilizar elementos químicos o plásticos (en algunos casos esto puede implicar un período de transición). Utiliza técnicas como el acolchado y los cultivos de cobertura, así como el uso de estiércol a la antigua usanza como fertilizante. Y es posible luchar contra los insectos y las plagas a través de cultivos complementarios o de insecticidas naturales producidos en la granja. Por lo tanto, no se utilizan combustibles fósiles ni se recurre a la externalización. También hay varias maneras de minimizar el impacto en el suelo, como el método “sin labranza” (no-till) o el uso de caballos de tiro para arar los campos. Una vez más, no se recurre a combustibles fósiles. En el caso de la cosecha, también se hace mucho manualmente, como en el caso de Rupert Dunn, un maravilloso campesino panadero que cultiva sus propios granos tradicionales en Gales y cosecha los campos con una guadaña. En la mayoría de los CSAs, también hay días en que los miembros de CSA vienen a ayudar en la granja. Mis nietos pronto aprendieron que recoger patatas en su CSA era un trabajo duro y agotador. Ahora tienen una nueva apreciación del trabajo que se realiza en el cultivo de la papa!

A medida que el clima se vuelve cada vez más inestable, es esencial utilizar semillas campesinas locales que puedan adaptarse progresivamente a estos cambios. Tienen muchas más posibilidades de resistir, en comparación con las semillas híbridas o incluso modificadas por el método de modificación genética GM-CRISPR vendidas por las grandes empresas de semillas. También tienen un valor nutricional mucho mayor, tanto intrínsecamente como porque el suelo es sano y vive en un suelo con un rico microbioma. Lo que conduce a un microbioma humano sano y a personas más sanas y felices!

En términos de nutrición, el cambio climático está destinado a reducir el valor nutricional de los alimentos de una manera seria. El enfoque agroecológico y el traslado rápido de la comida a la mesa permiten optimizar el valor nutritivo. Muchos vegetales pierden el 30% de su valor nutricional y vitaminas, en particular después de los primeros 3 días. Se ha comprobado que los elementos químicos (pesticidas y fertilizantes) causan más de un 20% más de cáncer que una dieta de alimentos orgánicos/agroecológicos. Así que imagínese si su ensalada se cultiva en el sur de España, en una granja que utiliza elementos químicos, y ha viajado durante varios días para llegar a su supermercado….

El impacto de nuestro modelo actual

La tendencia global es también el control de toda la cadena alimentaria por parte de las empresas industriales de alimentos (los mismos grupos que poseen las semillas, los elementos químicos, y las granjas también poseen las empresas de procesamiento de alimentos y las cadenas de supermercados….). Lamentablemente, los alimentos procesados “baratos” y las comidas preparadas con un alto contenido de grasas y azúcar son ampliamente comprados por muchos consumidores. En muchos casos, la gente ha olvidado cómo cocinar, si es que alguna vez supieron hacerlo, lo cual es la norma para muchas de las generaciones más jóvenes.

Esto representa un peligro cuádruple: la destrucción del medio ambiente y el cambio climático a través de la agricultura industrial; el mito de los alimentos “baratos” basados en la explotación de la mano de obra y la falta de contenido nutricional real en los alimentos (las calorías frente a la nutrición es un grave problema mundial); el uso excesivo de combustibles fósiles en el procesamiento, el transporte y el embalaje excesivo. Y, por último, el costo de la atención médica excesiva relacionada con la obesidad y las enfermedades no transmisibles debido a la ingesta de una dieta poco saludable.

Este artículo no estaría completo sin una mención al cambio climático y a la gestión de nuestros ríos y océanos. El exceso de elementos químicos en las grandes granjas industriales convencionales y la liberación de lodos ha creado una situación muy tóxica para muchos de nuestros ríos a través del derrame, primero hacia los arroyos y ríos y luego hacia los océanos. Y esto a su vez contribuye a la acidificación de nuestros océanos. Y así como las granjas industriales a gran escala están produciendo carne y vegetales de mala calidad, la pesca industrial está destruyendo los océanos. Los pescadores artesanales pueden proporcionar pescado fresco a las comunidades locales y hay un número creciente de pesquerías apoyadas por la comunidad que funcionan de la misma manera que la agricultura apoyada por la comunidad. Urgenci trabaja actualmente en el desarrollo de esta actividad.

En términos de sistemas alimentarios territoriales sostenibles, y CSA en particular, también existe una baja huella de carbono en la entrega de las granjas a los consumidores. Los puntos de entrega se encuentran a menudo en las escuelas o en una cafetería del vecindario, por lo que los padres pueden acceder fácilmente a estos puntos sin tener que usar su coche más de lo que ya lo estarían usando. También es muy común que varios productores entreguen en el mismo punto, lo que permite a los consumidores hacer una “ventanilla única” como en el supermercado. ¡Excepto que es mucho más amistoso!

La importancia de las tierras comunitarias

También hay un cambio hacia la remuneración y la relocalización de la contratación pública: el paso a la producción local de alimentos y la preparación para las comidas escolares y la contratación pública ecológica es una fuerte tendencia emergente en muchas ciudades. Incluso puede involucrar a Fideicomisos Comunitarios de Tierras, o utilizar Tierras Municipales locales para cultivar los alimentos. La cuestión de la tierra es, en efecto, una de las cuestiones clave en la construcción de sistemas alimentarios territoriales sostenibles y de vínculos rurales urbanos garantizados. Es necesario preservar los cinturones verdes para garantizar la continuidad de la producción de alimentos y facilitar el acceso a la tierra a los jóvenes productores.

Los Fideicomisos Comunitarios de Tierras son una de las formas clave de hacerlo, así como las incubadoras y las escuelas de capacitación agroecológica de agricultor a agricultor. Las autoridades locales tienen un papel vital que desempeñar para facilitar estos aspectos. Existe una buena política en términos de las Directrices voluntarias de la FAO sobre gobernanza y tenencia de la tierra, los bosques y la pesca, así como de las Directrices voluntarias para la pesca sostenible en pequeña escala. Asimismo, hay un número creciente de cooperativas dirigidas por agricultores y consumidores, y muchas manifestaciones diferentes de un movimiento creciente para relocalizar nuestros sistemas alimentarios y luchar contra el cambio climático. Este cambio está claramente alineado con muchos valores de la economía solidaria, generalmente implica una gobernanza participativa, y tiene la creciente implicación de las Autoridades Locales a diferentes niveles. Existen diferentes mecanismos para garantizar la asequibilidad de las personas socialmente excluidas.

El compromiso con la CSA implica aprender a usar lo que hay en tu parte semanal y a cocinar de una manera algo diferente que si haces una lista de compras y vas al supermercado, pero es una aventura colectiva y, en general, una vuelta a la forma en que nuestros abuelos comían y cocinaban. La agricultura y la pesca apoyadas por la comunidad son, con diferencia, el modelo más comprometido, y la lucha por reapropiarse de nuestro sistema alimentario a través de la soberanía alimentaria y el derecho a la alimentación es fundamental. Los derechos humanos son indivisibles. Los derechos de la Madre Tierra y el derecho a una alimentación sana y nutritiva están estrechamente vinculados y son el núcleo de nuestra lucha para detener el cambio climático galopante.

Ir a la barra de herramientas