Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Categories
159
618
94
Actu
Actu
Actu
AG2017
AG2018
Asamblea General
Boletin
Campaña
Edito
Editorial
Education and Research
Europa
Eventos
Featured
Formación
Internacional
Políticas públicas
Políticas Públicas
recursos
Recursos
UniverSSE2017
La Economía Solidaria con la Huelga del 8M
marzo 8, 2019
0
8 de Marzo 2019

El 8M del pasado año el movimiento feminista daba un nuevo y certero paso estratégico: convertir en huelga el 8M, jornada de actividades donde el movimiento feminista viene reivindicando la igualdad de oportunidades desde 1909, fecha en la que por primera vez se convocaba este día, precisamente en recuerdo a la huelga que mantuvieron un año antes las trabajadoras del textil en Chicago y Nueva York. Esta llamada a la huelga general de 2018 fue un punto de inflexión para el feminismo del Estado español y otros lugares del mundo (más de 170 países la secundaron), celebrándose por primera vez no sólo a una huelga general de trabajo, sino también a la huelga estudiantil, de cuidados y de consumo, un avance respecto al primer paro internacional que promovieron las compañeras argentinas el año anterior, bajo el grito de “Ni una menos, vivas nos queremos”.

Y, “como si nosotras paramos, se para el mundo”, tras el éxito y desborde de aquellas movilizaciones, el 8M vuelve a la carga, reintentándose e incorporando nuevos ámbitos: como la violencia o la lucha antitrracista. Reas red de redes se suma a las movilizaciones del 8M en todos el Estado, invitando a sus entidades y al resto de ciudadanía a secundarlas y sumarse a las propuestas del movimiento feminista en este día de Huelga. Y, con objeto de contribuir al debate colectivo impulsado por el movimiento feminista, del que nos consideramos parte y con el que venimos interlocutando desde hace tiempo, compartimos algunas ideas y reflexiones sobre esta huelga y sus dimensiones laboral, de cuidados y de consumo, cuestiones que no le son ajenas a la economía solidaria sino que por el contrario, atañen de manera directa a sus principales postulados y prácticas.

Otro trabajo y otra organización de los cuidados son posible

El trabajo es uno de los seis principios de la carta de la ESS, espina dorsal de la red y el movimiento, y que entendemos como elemento clave en la calidad de vida de las personas, de la comunidad y de las relaciones económicas entre la ciudadanía y los pueblos, con la pretensión de recuperar la dimensión humana, social, política, económica y cultural del trabajo. Desde este prisma, el trabajo se entiende como una actividad que debe permitir el desarrollo de las capacidades de las personas y dirigirse hacia la producción de bienes y servicios destinados a satisfacer las verdaderas necesidades de la población, entendiendo el trabajo como mucho más que un empleo o una ocupación remunerada. En este punto se produce un claro cruce con la economía feminista (EF), donde el análisis sobre el trabajo ha sido también un elemento clave desde sus inicios. Para la EF, el concepto de trabajo engloba todas las actividades humanas que sostienen la vida y no sólo aquellas que se realizan a cambio de unos ingresos y mediadas por el mercado capitalista. Por eso no es de extrañar que una de las primeras aportaciones de la EF se haya centrado en visibilizar y valorizar el trabajo doméstico.

A hora de realizar análisis económico, no sólo hemos de tener en cuenta el mercado (y de manera subsidiaria el Estado), como nos propone la economía ortodoxa, sino también los hogares y las redes sociales comunitarias, pues son muchos más los agentes que intervienen en esa generación de bienes y servicios necesarios para una buena vida. Es más, la labor de los hogares resulta clave para ello, pues son quienes organizan la distribución de estos recursos y realizan los ajustes necesarios para garantizar la vida y que se proporcionen los cuidados necesarios, incluidos los elementos más emocionales que no pueden ser obtenidos en el mercado. Y dentro de los hogares son las mujeres las que venimos proporcionando esos cuidados invisibles pero imprescindibles para el sostenimiento de la vida en nuestra economía.

Desde las teorías feministas se remarca la necesidad de entender la interacción entre estos espacios para comprender los procesos mediante los cuales generamos y distribuimos los recursos para la vida, al tiempo que se visibiliza la necesidad de identificar las relaciones de poder. Esta reconceptualización supone poner de relevancia la importancia del trabajo de cuidados así como sacar a la luz la vulnerabilidad y la interdependencia de todas las personas, visibilizándolos como somos seres necesitadas por tanto de cuidados. Por todo ello, resulta tan clave incorporar al enfoque más clásico de huelga laboral la dimensión de huelga de los cuidados, en un intento de romper con esa falsa dicotomía entre lo productivo y reproductivo tan presente en este sistema capitalista y patriarcal.

Esta ruptura es, no en vano, uno de los retos a los que nos enfrentamos desde la ESS como movimiento, y que tiene que ver con ser herederas de esa visión dicotómica de la vida de este sistema. En este sentido, encontramos en nuestras prácticas cierta lectura muy productivista de la ESS, como ocurre, por ejemplo, en proyectos como el Mercado Social que, si bien es muy potente respecto su articulación de la esfera más productiva, no suele abordar la más reproductiva en su discurso y, muchas veces, ni se tiene en cuenta a nivel operativo. Hay que reconocer, no obstante, que en los últimos años este elemento se ha empezado a trabajar, y se han dado avances importantes en nuestra concepción del Mercado Social y en su puesta en práctica. También son reseñables las aportaciones de experiencias de la ESS que están generando propuestas desmonetizadas, tratando de desmercantilizar la economía y generando espacios donde resolver necesidades sin el uso de dinero, lo que está contribuyendo a descentrar el dinero de nuestras vidas y poner las necesidades de las personas y los territorios en el centro analítico y de toma de decisiones.

Un elemento estratégico es promover procesos de transformación de nuestras organizaciones desde la perspectiva feminista. Estamos en un momento de urgencia y oportunidad para el desarrollo de estos procesos de construcción organizacional donde la igualdad de género sea una práctica real. La situación actual de crisis sistémica está haciendo que se tambaleen muchos de los principios sobre los que se asentaban nuestras sociedades, economías y formas de gobierno. Ante esto, las organizaciones que luchamos por erradicar las desigualdades y los sistemas de opresión que las generan, somos cada vez más conscientes de que no podremos transformarlo el sistema de raíz con organizaciones viejas, construidas sobre desigualdades y reproductoras de relaciones de poder de género. Las formas de militar/participar, de entender la división entre empleo y trabajo y las lógicas patriarcales que atraviesan nuestras organizaciones deben de ser cuestionadas y transformadas. En la ESS existen multitud de iniciativas y prácticas que están ensayando otras formas de hacer, de distribuir el poder y de ejercer el liderazgo, tratando de romper la relación jerárquica que existe entre lo racional-estratégico y lo relacional-emocional, etc. que están realizando aportaciones muy importantes a la construcción de una sociedad no sexista ni patriarcal.

Por un consumo que no nos consuma

El consumismo es uno de los ejes que vertebran al sistema capitalista actual, un consumo irracional, irresponsable e insostenible basado en la creación de necesidades ficticias que está llevando al agotamiento de los recursos finitos del planeta. Pero además del expolio de recursos naturales, este sistema de producción voraz se sirve de la explotación laboral de mujeres y niñas en los llamados países del sur, mano de obra muchas veces casi esclava de la que el capital extrae toda su plusvalía para producir productos consumidos en países del norte global como el nuestro. De este modo, el cuerpo de mujeres y niñas se convierten en un producto más que se explota y vende al servicio de la acumulación de riqueza y que es posible gracias a la desigualdad de género que impera a nivel mundial.

La lucha tiene que ir, por tanto, dirigida a cambiar estos modelos en los que se expolian los recursos de otros países y se abaratan los costes de producción a través de la explotación laboral, motivo por el que una huelga de consumo, como la que propone el 8M, es clave para exigir que este sistema vaya hacia un modelo que provea de condiciones dignas a las personas trabajadoras y que no siga reproduciendo el clasismo y el racismo entre otras desigualdades. Nuestro carro de la compra es un carro de combate, porque con nuestra acción de (no) consumir podemos fomentar este sistema o apoyar otras alternativas. Desde esta mirada, se cuestiona la huella ecológica, los derechos humanos y laborales, la salud de las personas, el sector empresarial y sus prácticas comerciales abusivas con determinados países, con la perspectiva feminista como eje del análisis de todas estas cuestiones. De este modo, reflexionar sobre estas desigualdades implica a su vez provocar un cambio hacia la transformación del modelo a través de una acción cotidiana como es la compra y en favor de un consumo consciente, inclusivo y feminista

Esta práctica se sustenta, además, en una serie de roles y estereotipos de género que, a través de su gran aliado: la publicidad, sostiene modelos de producción basados en la explotación laboral y la cosificación de las mujeres. El capitalismo y el patriarcado nutren todo un sistema de opresiones que se interrelacionan entre sí: raza, clase, diversidad sexual…

El patriarcado nos marca a las mujeres cómo debemos actuar, vestir, sentir y pensar y difundiendo un prototipo de belleza normativo, todo lo que se salga de lo establecido, está estigmatizado y pierde valor. En la moda se sigue reproduciendo a la mujer como un objeto, cosificando a los cuerpos, la publicidad intenta vendernos como un objeto sexual y de consumo y el neoliberalismo se vale de este mecanismo para mercantilizar nuestros cuerpos.

Además, el sistema patriarcal ha invisibilizado las labores de cuidados, relegándolas al espacio privado y asignando a las mujeres el rol de proveedoras de estas tareas desde que nacemos. Desde pequeñas nos educan para ejercer los roles mediante juegos, nos enseñan a limpiar, cocinar y comprar para nuestras familias. Este 8M decimos que “NO” a un consumo que fomenta los estereotipos y roles de género, decimos que no a la sobrecarga de tareas y a las dobles y triples jornadas.

Es necesario crear alternativas al consumo desaforado y masivo de “usar y tirar” que se extiende desde los objetos materiales hasta el cuerpo de las personas. Bajo una óptica feminista del consumo, es necesaria una reflexión crítica del consumismo actual y del concepto de economía asociado a éste que se maneja desde esferas de poder y opresión. La huelga de consumo del 8M es una gran oportunidad para repensar nuestras prácticas de consumo y ensayar alternativas. Quizás el pasado año fue la vertiente de la huelga con menos impacto y visibilidad, también por el gran éxito que tuvieron los otras convocatorias, sobre todo la laboral y estudiantil (la de cuidados es más difícil de medir en términos generales). Se debe en gran parte a la falta de experiencia y referentes en prácticas y acciones concretas que vayan más allá del Día sin compras, el Día sin sin coches o sin humo. Pero también es cierto que en 2018 hubo un importante apoyo de grupos de hombres que organizaron el avituallamiento, y que se encargaron de preparar las comidas populares en los puntos de encuentro en los barrios. Y, además de estos puntos de comida populares, para el 2019 hay propuestas de acciones para la huelga de consumo como la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte (incluso organizándonos en bicipiquetes) o la incorporación de eslóganes y otros materiales que denuncien la sobrexplotación del cuerpo de la mujer, la tasa rosa, entre otras.

Para reflexionar sobre esto y avanzar hacia la transformación del modelo, la Economía Solidaria para este 8M. Porque queremos una Economía que promueva un consumo inclusivo, consciente y responsable que pongan los Cuidados en el Centro y tenga la vida como eje de la actividad económica.

Porque la Economía Solidaria será feminista o no será, ¡Nosotras nos plantamos!

Comisión de Feminismos de REAS red de redes
Publicado en Píkara Magazine (06-03-2019)

El Pacto de crecimiento sobre la ESS del gobierno no convince a nadie
diciembre 14, 2018
0

Communiqué conjunto Associations Citoyennes / Mouvement pour l’Économie Solidaire

La presentación del plan del gobierno francés para el “desarrollo de la ESS” no convenció a los actores de terreno, que publicaron conjuntamente un communiqué para explicar por qué este plan no responde a sus expectativas.

Véase (en francés) http://www.le-mes.org/Les-plans-du-gouvernement-pour-les-assos-et-

“Oponerse sin masacrarse” : une propuesta convivialista
diciembre 14, 2018
0

Por Josette Combes

Orquestada por los miembros del Club convivialiste, a su vez compuesto por doscientos intelectuales pertenecientes a diversas redes científicas, académicos, activistas se lanzó ¡Ah! una nueva iniciativa de convergencia “contra la locura de la grandeza, el dinero, el poder o la ideología“. Los Convivialistas acaban de publicar en el periodico l’Obs su propuesta de programa para las Chaquetas Amarillas, el movimiento social que ha estado agitando las noticias francesas durante las últimas cuatro semanas. Conservaremos los cuatro principios emblemáticos de los convivialistas:

  • – el principio de humanidad común se opone a todas las formas de discriminación
  • – el principio de la socialidad común afirma que la primera riqueza para los seres humanos es la de las relaciones sociales que mantienen, la riqueza de la convivencia
  • – el principio de la individuación legítima establece el derecho de cada ser humano a ser reconocido en su singularidad
  • – el principio de la oposición controlada y creativa afirma que es necesario “oponerse sin masacrarse” (M. Mauss).
Timisoara: Encuentro transnational pour la Formation VET à l’ESS
orangesmile.com

Por Josette Combes

Un proyecto Erasmus que sigue al anterior, centrado en la inclusión de la ESS en los programas de formación inicial y profesional, reúne a varios miembros de RIPESS Europe: CRIES (Rumania), DOCKS (Grecia), MES (Francia), Solidarius (Italia), Technet (Alemania) bajo la coordinación de APDES (Portugal) y con la contribución de RIPESS Europa. La primera reunión transnacional tuvo lugar en Timisoara y fue organizada por el CRIES. Los proyectos europeos también están sujetos a restricciones presupuestarias por iniciativa de la Agencia portuguesa. La reunión se dedicó en gran medida a ajustar el programa inicialmente previsto a los recortes realizados en el presupuesto.

El proyecto tendrá una duración de tres años. Sus objetivos son los siguientes:

  • Proporcionar planes de estudio para reforzar las competencias de los formadores en programas de integración de jóvenes sin empleo ni cualificación.
  • Proponer la ESS como una innovación sociocultural e interdisciplinaria que ofrezca oportunidades de empleo, especialmente a los más alejados.
  • Sensibilizar a la ESS como un sector generador de empleo y un sector interesante en términos de inversión profesional y humana, empezando por la sensibilización sobre la formación profesional inicial y continua, en un marco de desarrollo local.

Cada socio deberá encontrar territorios de socios/interesados/locales de diferentes macrorregiones, que estén disponibles para participar en el proyecto con el fin de probar los módulos y participar en su difusión.

En su último año, el proyecto producirá herramientas de transmisión y comunicación, incluido un vídeo, para promover y difundir el enfoque a escala europea**.

Los proyectos conjuntos son un excelente apoyo para la intercooperación entre los miembros y para el fortalecimiento de las acciones en los territorios a través de la circulación de conocimientos y habilidades presentes en las organizaciones de cada país.

(** Para su información, las bibliografías recomendadas para cada uno de los módulos del proyecto IVET inicial ya están disponibles en socioeco.org.

Se abren cuatro nuevos proyectos cooperativos de mujeres en la Federación Democrática del Norte de Siria (Rojava)

Cooperation in Mesopotamia es uno de los proyectos más importantes y exitosos de la Solidarity Economy Asociation (SEA). Su objetivo es fomentar la solidaridad internacional y la educación adicional sobre la economía cooperativa impulsada en gran medida por mujeres que está creciendo, a pesar de la guerra en curso, en la Federación Democrática del Norte de Siria, comúnmente conocida como Rojava.

El proyecto comenzó con un enfoque de investigación, traducción y educación, y durante los últimos 3 años SEA ha compartido más de 300 artículos en el sitio web, ha organizado alrededor de 30 talleres en todo el Reino Unido y ha desarrollado fuertes relaciones con muchos socios, incluidos los organismos económicos de mujeres en Rojava, así como cooperativas y organismos cooperativos en el Reino Unido. El proyecto ha recibido un compromiso abrumadoramente positivo, y el movimiento cooperativo del Reino Unido está ahora mucho mejor informado sobre su contraparte en Rojava.

Aquí está el artículo del 23 de octubre 2018

Se abren cuatro nuevos proyectos cooperativos de mujeres en la Federación Democrática del Norte de Siria (Rojava)

 

Se han abierto varios nuevos proyectos cooperativos de mujeres en la región de Jazira de la Federación Democrática del Norte de Siria (Rojava).

Los proyectos se centran en la agricultura, la ganadería, la alimentación y la vestimienta, y contribuirán aún más a la próspera economía de las mujeres de la región. Están situadas en la ciudad de Hesekê y han sido desarrolladas por el Comité de Mujeres de la Dirección de Economía de Hesekê.

Los proyectos se llevan a cabo en cooperación e incluyen:

  • Una granja lechera en la aldea El Silêymaniyê de Hesekê, construida por 11 mujeres y activa desde el 1 de septiembre. Duha Mihemed, una de las mujeres involucradas en el proyecto, dijo que era importante para el espíritu de asociación y para prevenir el fraude comercial.
  • La cocina Inanna, que abrió sus puertas en el pueblo de Hesekê, en El Kelase, donde las mujeres preparan alimentos para el invierno y los venden a precios muy inferiores a los del mercado, y preparan comidas diarias. Uno de los socios del proyecto, Zêneb Umer, dijo que están quitando parte de la carga de los hombros de las mujeres.
  • La panadería de mujeres Ishtar en el barrio de El Nasre, inaugurada por 8 mujeres.

El Comité de lmujeres también ha apoyado el desarrollo de la agricultura en Hesekê, distribuyendo la mayor parte de la tierra cultivable de la región entre 300 mujeres. Estas mujeres han comenzado a producir cultivos en estas parcelas, y también se crearán pozos en los próximos días.

Además, se han establecido generadores a lo largo de varias de las calles de la ciudad, que proporcionan electricidad a 130 hogares cada uno.

La administradora del Comité de Mujeres, Cewhera Mihemed, dijo que están lanzando nuevos proyectos para desarrollar la economía de las mujeres en la región a través de cooperativas.

Los medios independientes hablan sobre la ESS
noviembre 30, 2018
0

Los medios de comunicación independientes están cerca de la ESS, a menudo por su estatus y especialmente por los valores que defienden. Pero, ¿cómo lo abordan? He aquí una selección de artículos de los medios de comunicación independientes de los últimos tres meses. También puedes encontrarlos en el mapa de socioeco.org: Periodismo de Solucioes (los artículos se encuentran en la ciudad donde se realiza la experiencia o, en el caso de un artículo generalista, en la ciudad donde se encuentran los medios de comunicación).

Como verán, los artículos están en su idioma original, debido a la diversidad de los países europeos. En el caso del griego, para el que la revista Efsyn está especialmente presente con varios artículos por semana sobre la ESS, se incluye un resumen en inglés. Esto le permitirá percibir qué temas son cubiertos por estos medios: desarrollo sostenible, refugiados, autogestión, cooperativas, agricultura orgánica, etc. Siéntase libre de enviarnos un artículo o un sitio web para mejorar el mapa y nuestro conocimiento de la ESS. Escribir a Françoise Wautiez: fwautiez[at]socioeco.org

Imagen de Terra Nuova

Francés
  • Se déplacer en milieu rural : ces territoires enclavés qui développent des alternatives sociales et solidaires
    Sophie Chapelle
    Article de Basta!, 16 novemnre 2018 [lire]
  • A Clermont-Ferrand, le succès d’une grande librairie reprise en coopérative par ses salariés
    Sophie Chapelle
    Article de Basta!, 19 octobre 2018 [lire]
Español
  • Nace el Foro de Consumo Responsable de Zaragoza, que velará por la extensión de políticas sostenibles y saludables a nivel local
    Artículo de Arainfo, 16 de noviembre 2018
    2018 [lire]
  • La Contratación Pública Responsable estrena nueva web y se abre a la participación de las personas usuarias
    Artículo de Arainfo, 13 de noviembre 2018 [lire]
  • Comercio Justo y Economía Solidaria, valores compartidos
    Artículo de El Salto,30/10/2018 [lire]
  • El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba la primera Estrategia de impulso a la Economía Social de la ciudad
    Artículo de Arainfo, 22 de octubre 2018 [lire]
Catalán
  • Jordi Via, excomissionat d’ESS a l’Ajuntament de Barcelona: balanç d’una experiència, moment i perspectives
    Pep Valenzuela
    articulo de Malarrassa, 16/11/2018 [lire]
Inglés
  • Why Co-ops and Community Farms Can’t Close the Racial Wealth Gap
    Zenobia Jeffries
    Article of Yes! Mafazine, Nov 09, 2018 [lire]
Italiano
  • Un modello 100% biologico e’ possibile: l’esempio del Sikkim
    Articolo de Terra Nuova, 16 ottobre 2018 [lire]
  • L’economia per un mondo nuovo
    articolo de Comune.info, 11 ottobre 2018 [lire]
Griego
  • Οι άνθρωποι της Κ.ΑΛ.Ο. προχωρούν με προβλήματα αλλά και αισιοδοξία (The SSE people are moving with both problems and optimism)
    Ioanna Sotirchou
    Article of EFSYN, 12/11/2018 [lire]
  • Επιχορηγήσεις για υφιστάμενους φορείς Κ.ΑΛ.Ο.(Grants for existing SSE organizations)
    Article of EFSYN, 09/11/2018 [lire]
  • Στο Βελβεντό ο πρώτος αυτοδιαχειριζόμενος υδροηλεκτρικός σταθμός (In Velvento the first self-managed hydroelectric power station)
    Article of EFSYN, 04/11/2018 [lire]
  • Κοινωνικός αντίκτυπος για Κ.ΑΛ.Ο. (Social Impact of SSE)
    Ioanna Sotirchou
    Article of EFSYN, 29/10/2018 [lire]
  • Ροκάνι: ΚΟΙΝΣΕΠ για την κυκλική οικονομία (Rokani: in a circular economy)
    Aphrodite Tziantzi
    Article of EFSYN, 29/10/2018 [lire]
  • Οι εναλλακτικές στον καπιταλισμό είναι ήδη εδώ, ήταν πάντα εδώ! (Alternatives to capitalism are already here, they’ve always been here!)
    Hara Kouki
    Article of EFSYN, 15/10/2018 [lire]
  • Κουκάκι: η Κ.ΑΛ.Ο ξορκίζει το κακό (Koukaki: SSE excuses the evil)
    Aphrodite Tziantzi
    Article of EFSYN, 08/10/2018 [lire]
  • Συνεταιριστές όλης της Ελλάδας, συνεργαστείτε! (« Co-operatives all over Greece, work together!”)
    Aphrodite Tziantzi
    Article of EFSYN, 01/10/2018 [lire]
  • Κριτική και προτάσεις για να βελτιωθούν οι νόμοι για την ΚΑΛΟ (Criticism and suggestions to improve the laws for SSE)
    Ioanna Sotirchou
    Article of EFSYN, 1/10/2018 [lire]
  • «Ευρώπη, ήρθε η ώρα να τελειώσει η εξάρτηση από την ανάπτυξη!»(« Europe, it’s time for development dependency to end!”)
    Article of EFSYN, 24/09/2018 [lire]
Comercio Justo y Economía Solidaria, valores compartidos
noviembre 22, 2018
0
Integrante del movimiento de Comercio Justo - Photo: El Salto Diario

El Salto Diario, blogs, articulo del 30 de octubre 2018 por Coordinadora estatal del comercio justo

Recientemente, coincidiendo con el tercer aniversario de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por parte de Naciones Unidas, el Comercio Justo hemos presentado nuestra nueva Carta. Se trata de un texto en el que actualizamos y reafirmamos nuestros principios y valores, y reivindicamos la pertinencia de este movimiento de la Economía Solidaria ante el escandaloso aumento de la desigualdad y la degradación medioambiental.

En la nueva Carta, que ha sido refrendada por más de 400 organizaciones de todo el mundo, el movimiento del Comercio Justo denunciamos el fracaso del actual sistema neoliberal, un modelo que acrecienta las desigualdades y la pobreza. Un modelo que genera situaciones tan injustas como que un 1% de la población posea tanta riqueza como el resto de los habitantes del planeta.Ante ello y ante el uso interesado y malinterpretado del término Comercio Justo que recientemente vienen haciendo determinados líderes políticos (véase Trump…), el movimiento del Comercio Justo reafirmamos de forma clara cuáles son nuestros valores, principios y prácticas. Con la nueva Carta, el Comercio Justo quiere definir cuál es la dirección en la que quiere avanzar. Y sabemos que en esa dirección vamos a encontrarnos con otros movimientos, con otros grupos de personas, con otras reivindicaciones con las que tenemos mucho en común.

Uno de ellos es el de la Economía Solidaria. De hecho, el Comercio Justo es uno de los movimientos que integran esta visión de la economía que pone a “las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, como referencia prioritaria por encima de otros intereses”, según se puede leer en la Carta de la Economía Solidaria.

Ambos movimientos también compartimos la importancia de devolver a la economía su verdadera finalidad, esto es, la de “proveer de manera sostenible las bases materiales para el desarrollo personal, social y ambiental del ser humano”. Así también el Comercio Justo frente a la especulación, a prácticas como los mercados de futuros, a las transacciones comerciales sin producto, a estrategias financieras que buscan únicamente el lucro económico a expensas de quienes los producen, defiende el comercio como un intercambio real de bienes, es más, como una interacción entre personas basada en el respeto, la transparencia y el diálogo. En definitiva, un comercio y una economía para la vida, para garantizar una mejor vida para todos y todas. Comerciar para vivir, no vivir para comerciar.

Los seis principios en los que se basa la Economía Solidaria están estrechamente relacionados con los del Comercio Justo. Veamos:

El primero de los principios de la Economía Solidaria es el de la equidad, definida como el “valor que reconoce a todas las personas como sujetos de igual dignidad y protege su derecho a no estar sometidas. […] Una sociedad más justa es aquella que tiene en cuenta las diferencias existentes entre las personas y los grupos.” Este principio de la economía solidaria encuentra su concreción en el Comercio Justo en su primer principio, que pone de relieve la situación de desventaja en la que se encuentran muchas organizaciones productoras, y parte de la idea de que es necesario tener en cuenta esta situación en las relaciones comerciales para no generar situaciones de abuso de poder o de explotación.

La Economía Solidaria establece como segundo valor el del trabajo entendido como “un elemento clave en la calidad de vida de las personas, de la comunidad y de las relaciones económicas entre la ciudadanía, los pueblos y los Estados”. En este sentido, la Economía Solidaria destaca la importancia de la dimensión humana, social, política, económica y cultural del trabajo que permita desarrollar las capacidades de las personas.

También el Comercio Justo comprende el trabajo desde esta misma filosofía, como un elemento que debe garantizar una vida digna. Trabajo que también se entiende como una forma de participar en la sociedad. Este aspecto en el caso de las mujeres es particularmente importante. El Comercio Justo fomenta su trabajo en las organizaciones y su participación en la toma de decisiones. En muchos países y comunidades donde las mujeres en su mayoría viven relegadas al espacio doméstico y familiar, favorecer su actividad productiva fuera del hogar no solo es una vía para aumentar sus ingresos sino que sobre todo les otorga un nuevo rol en la sociedad, mejora su autoconcepto y cambia la visión del resto de la sociedad ante el papel de la mujer. Este cambio de mentalidad poco a poco va transformando la sociedad.

“Consideramos –afirma la carta de la Economía Solidaria- que toda nuestra actividad productiva y económica está relacionada con la naturaleza, por ello nuestra alianza con ella y el reconocimiento de sus derechos es nuestro punto de partida.” Para el Comercio Justo, también la sostenibilidad medioambiental es un aspecto clave. No podría ser de otra manera si tenemos en cuenta que para quienes cultivan la tierra, ésta es su medio fundamental de vida. Además, las comunidades agricultoras y artesanas que viven en zonas rurales son especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático. De ahí que el desarrollo de métodos de producción cuidadosos con la naturaleza y el establecimiento de medidas para frenar el cambio climático sea un aspecto fundamental en el Comercio Justo.

El valor de la cooperación en la economía solidaria se define como la importancia de “construir colectivamente un modelo de sociedad basándonos en el desarrollo local armónico, las relaciones comerciales justas, la igualdad, la confianza, la corresponsabilidad, la transparencia, el respeto…” Casi idénticas palabras encontramos entre los principios del Comercio Justo para definir cómo deben ser las organizaciones y las relaciones entre las entidades productoras y compradoras, que se concreta en prácticas como relaciones comerciales a largo plazo, evitar competencia desleal o la prefinanciación de los pedidos.

Otro de los valores del modelo que defiende la Economía Solidaria es el de no tener fines lucrativos, enlazando con la finalidad esencial de este movimiento que no es otro que el “desarrollo integral, colectivo e individual de las personas”. El medio para conseguirlo sería “la gestión eficiente de proyectos económicamente viables cuyos beneficios se reinvierten y redistribuyen”. Finalidad y medio que son exactamente iguales en el Comercio Justo. Así, por ejemplo, las organizaciones productoras reinvierten los beneficios extra y la llamada “prima” en la propia organización o, bien, desarrollan diferentes proyectos educativos, sociales, de salud o infraestructuras en su comunidad. La decisión sobre el uso de los beneficios o la prima se hace de manera democrática, con la participación de trabajadores y trabajadoras. De esta manera, también el Comercio Justo se vincula con el último de los principios de la Economía solidaria, el número 6 “Compromiso con el entorno”, que se concreta en “la participación en el desarrollo local sostenible y comunitario del territorio”.

No queremos alargarnos mucho más pero si continuáramos analizando los detalles de las Cartas de la Economía Solidaria y el Comercio Justo encontraríamos muchas más afinidades. Unas afinidades que constituyen nuestro principal activo, que constituyen nuestra principal fortaleza para construir la sociedad global que todas las personas necesitamos.

MES: Nuestro compromiso con una transición ecológica ciudadana
noviembre 6, 2018
0

Extracto del editorial de Bruno Lasnier, coordinador nacional del MES (Mouvement de l’Economie Solidaire)

Noviembre, el Mes de la ESS! Un tiempo para promover una nueva forma de concebir la economía, al servicio de los seres humanos y del planeta para una mayor justicia social y un mundo sostenible! Lo necesitamos de verdad porque nunca antes el modelo de socialdemocracia y derechos universales había sido tan dañado. La llegada al poder de un candidato de extrema derecha en Brasil es una clara demostración de ello: cada día se está produciendo una alianza entre un neoliberalismo dispuesto a “comercializar” todo, profundizando aún más el desfase de desigualdad de derechos, riqueza y recursos, y un fundamentalismo basado en la identidad que adopta muchas formas religiosas, xenófobas o nacionalistas.

Si la Economía Solidaria tiene la ambición de convertirse en un espacio de resistencia contra esta amenaza democrática, social y ecológica, debe cambiar de escala, convertirse en una fuerza amplia y fuertemente apoyada por la sociedad civil. Esto va más allá de las actividades económicas de utilidad social y de interés general llevadas a cabo por las empresas y organizaciones de la ESS. Más que nunca, necesitamos cooperar abiertamente para fortalecer las convergencias efectivas entre nuestros movimientos, nuestras luchas y las nuevas formas de organización impulsadas por las generaciones más jóvenes. Necesitamos conectar mundos diferentes, conectar y poner en perspectiva nuestro proyecto común (convivialistas, ESS, movimientos de transición ecológica, movimientos sociales, sindicatos, colectivos precarios / emigrantes / cultura…).

Los días 19 y 20 de octubre de 2018, fueron un gran éxito en los locales de la Fundación para el Progreso de la Humanidad! Nuestras reuniones  “Cooperar para fortalecerse” reunieron a nuestras redes miembros y redes aliadas convencidas de que, más allá de la observación compartida de los múltiples escollos a los que se enfrentan las organizaciones militantes, los desafíos consisten en llevar a cabo un proyecto fuerte de transformación social, económica y ecológica. Para el Mouvement pour l’Economie Solidaire y sus socios, se trata de llevar una clara visión estratégica y política: ¡emprender y organizar el Buen Vivir en un territorio al servicio de una sociedad que queremos TRANSFORMAR! Por más justicia social, más ciudadanía económica y más compromiso con la transición ecológica! El “cómo” procedemos es tan importante como el “propósito” previsto!

Nuestros debates se centraron en los numerosos recursos y conocimientos que poseen nuestras redes y en compartirlos y ponerlos en común con el fin de lograr una convergencia ambiciosa que pese mucho en el día a día. La producción y distribución de servicios y productos debe organizarse de manera ética, ecológica y solidaria, respetando las necesidades fundamentales de las personas y los derechos humanos.

Cuando muchos ya no saben decir qué es la economía, como que se les escapa, es urgente explicarla y reapropiarse de ella (educación popular, empoderamiento), así como atreverse a hablar del dinero y de su circulación. Y esto implica obligarse a debatir, a aceptar la discordia para compartir un análisis, que puede ser común, así como implica el derecho a evaluar lo que es bueno para uno mismo y para los demás en el propio territorio y en el mundo. La evaluación de la utilidad social/impacto social se sitúa esencialmente en el corazón de la sociedad civil, las técnicas en el trabajo no pueden ignorar este obligado desvío metodológico hacia la ciudadanía y la democracia.

Durante este tiempo de trabajo, se reafirmaron varios puntos. Debemos ser embajadores de nuestras acciones y éxitos. Debemos reescribir nuestro compromiso en una historia y reforzar nuestro mensaje aclarando tanto a que nos oponemos como lo que queremos construir. Ser más claro, pero también más firme. Nos corresponde a nosotros plantear con fuerza la cuestión de la gobernanza de los municipios y promover métodos y organizaciones reglamentarias pertinentes ya probadas en los territorios (agua, tierra, servicios, acceso a tecnologías digitales etc.).

El desarrollo de una verdadera solidaridad dentro del ecosistema de la ESS también es un problema. Esto significa “decir la verdad” entre organizaciones pequeñas, medianas y grandes. Participar en un diálogo sincero y ético sobre las prácticas, los métodos de financiación, la limitada lucratividad, las cuestiones de tamaño de la empresa para poder construir nuevos modelos sólidos y resistentes.

Frente a la emergencia social y ambiental, la sociedad civil no se detiene. Una dinámica impulsada por la juventud, consciente y motivada para cambiar la situación, Alternatiba es un ejemplo de ello! Y para el Mouvement pour l’Economie Solidaire, es emocionante porque hay material para transmitir conocimientos y formas de hacer en un proceso de educación popular. Pero aún más, es una oportunidad para crear nuevos experimentos con una generación de jóvenes.

Accede a la Carta de Información aquí (en francés)

Una delegación colombiana en Occitanía (Francia)

Por Bérénice Dondeyne, Copresidenta de MES Occitanie, miembro del Comité de Coordinación de RIPESS Europa

Présenation artisanat ColombieSiguiendo el GSEF de Bilbao, el Movimiento para la Economía Solidaria Occitania acogió con gran placer a una delegación colombiana del 7 al 12 de octubre de 2018! Denis Coutens y Bérénice Dondeyne, copresidentes, organizaron reuniones con funcionarios electos y trabajadores de campo. Colombia goza de una extraordinaria diversidad ecológica y cuenta con reservas naturales en la Amazonía reconocidas por la UNESCO. Muchos intercambios en torno a una agricultura local de calidad que garantiza la autosuficiencia alimentaria y que se articula en torno a una comunidad ciudadana rural de “campesinos”! Comprometida en un proceso de paz con las FARC, Colombia entra en una nueva etapa en la que la Economía Social y Solidaria ocupa un lugar central. Las cooperativas ya están configurando una nueva relación con los “bienes comunes”, con la tierra y la propiedad y, por supuesto, con la distribución de la riqueza. Gracias a socios como Alfredo Cadena, CODEMA y PROVIVIENDA, César Díaz, CIMA (Cumbre de los pueblos del Macizo), Julián Díaz, Asociación Campesinos Putumayo, Mario Anatole Vega, ProComún, Turismo del Común, hemos descubierto una gama de productos naturales y orgánicos, productos de excelencia con alto valor nutricional y culinario (semillas, aceites, frijoles)….) o artesanías vegetales para las que se puede considerar un canal de distribución aquí en la región de Occitania. Se han establecido los primeros contactos. Continuará……

 

Gracias a La Région Occitanie / Pyrénées-Méditerranée O’Saveurs-Paysannes Ville d’Albi Artisans du Monde Toulouse MIRAMAP Lycée Fonlabour Albi que ponen la agricultura y la alimentación responsables en el centro de sus preocupaciones. Este viaje es parte de la dinámica que nuestras redes Ripess y Ripess Europa están impulsando. La delegación estuvo acompañada por la Fabrica, una cooperativa de innovación social de Barcelona (Dorys Ardila/Josep Maria Navarro), Intaini, una ONG franco-colombiana (Amparo Theret en Toulouse apoyó el conocimiento mutuo de los actores occitanos y colombianos).

O'Saveurs Paysannes Bienvenida

RIPESS Intercontinental se expande: INAISE (finanzas solidarias) y NENA (Oceanía) se convierten en miembros

Poco después del Foro del GSEF, se celebró lel Consejo de administación Internacional de RIPESS, que está compuesto por dos delegados por continente y representantes de miembros internacionales como Urgenci. Cabe señalar que RIPESS y el GSEF son miembros cruzados y que se han consolidado los vínculos de colaboración entre las dos entidades. Laurence Kwark, Delegada General del GSEF, había sido invitada a participar en la primera mañana de la reunión. El Consejo de Administración presencial es un punto culminante anual durante el cual la estrategia de RIPESS se desarrolla a nivel internacional de acuerdo con las realidades de los continentes, que son todas diferentes entre sí. También es una oportunidad para poner caras a los nombres que circulan en las listas durante las consultas virtuales, una parte esencial de la cohesión de la red.

Uno de los elementos de complejidad está ligado a la escala geográfica y demográfica de los continentes y se ha considerado el principio de crear sub-continentes (particularmente en Asia) para lograr mejor el objetivo de difundir las prácticas. Se han añadido dos nuevos miembros: INAISE (International Network of SSE Investors) y NENA (New Economy Network Australia). También se ha establecido una asociación con Quartier du Monde.

En cuanto a la comunicación, también se adoptó una decisión importante: reunir todos los sitios web dentro del sitio web intercontinental de Ripess, lo que permitirá el uso de una gramática y semántica comunes, economías de escala y una mejor intercomunicación. Gabriel Boichat, el nuevo responsable de comunicación de RIPESS, retransmitió los dos eventos en las redes sociales. La foto que ilustra este artículo está tomada de lo que él coleccionó

Ir a la barra de herramientas